Fatuos, Tontos y Brutos

Oíd la palabra que Jehová ha hablado sobre vosotros, oh casa de Israel. Así dijo Jehová: No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. Con plata y oro lo adornan; con clavos y martillo lo afirman para que no se mueva. Derechos están como palmera, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar. No tengáis temor de ellos, porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder. No hay semejante a ti, oh Jehová; grande eres tú, y grande tu nombre en poderío. ¿Quién no te temerá, oh Rey de las naciones? Porque a ti es debido el temor; porque entre todos los sabios de las naciones y en todos sus reinos, no hay semejante a ti. Todos se infatuarán y entontecerán. Enseñanza de vanidades es el leño. Traerán plata batida de Tarsis y oro de Ufaz, obra del artífice, y de manos del fundidor; los vestirán de azul y de púrpura, obra de peritos es todo. Mas Jehová es el Dios verdadero; él es Dios vivo y Rey eterno; a su ira tiembla la tierra, y las naciones no pueden sufrir su indignación. Jeremías 10:1-10
¿Qué es aquello que hace embrutecer al hombre? ¿Qué es aquello que le hace entontecer? Vamos a descubrir todo esto a través de los versículos que vamos a estar leyendo de la Biblia. Usted va a descubrir que algunos otros casos de pecado, Dios no los trata con tanta severidad, como el pecado mencionado en esta porción de la Biblia.

    Hay pecados que están relacionados directamente con nuestro cuerpo; que afectan nuestro cuerpo. Podemos hacer una lista de ellos, por ejemplo: la borrachera, la drogadicción, etc.

La borrachera no solo afecta nuestra relación con Dios sino también afecta nuestro cuerpo. Cada vez que una persona ingiere alcohol, está deteriorando su cuerpo. El alcohol va a producirle úlceras en su estómago, su hígado se va a inflamar y endurecer. Una persona así, termina cirrótico. El mezcal, el brandy, el tequila, el ron, la cerveza y cualquier cosa que contenga alcohol afectará su cuerpo.

La Biblia dice que también la fornicación afecta nuestro cuerpo, pues aquel que fornica y que se une a una ramera, contra su propio cuerpo peca, porque le hace partícipe de su cuerpo. Él se vuelve uno con esa mujer en ese momento por causa de la fornicación. Esto afecta su cuerpo y no es raro que a través de tanta fornicación y adulterio, el hombre se vea envuelto en enfermedades venéreas contagiosas, algunas de ellas que no tienen curación como el SIDA.

La drogadicción también está relacionada con nuestro cuerpo y afecta nuestro cuerpo, de igual manera el fumar afecta nuestro cuerpo.

Hay otros tipos de pecados que además de afectarnos personalmente, también afectan a otros. Los demás son ofendidos. Por ejemplo pudiéramos hablar de pleitos o contiendas.

Y hay algunos que lo hacen indirectamente. Los demás son ofendidos o afectados indirectamente. Por ejemplo los chismes y la murmuración.

Pero el pecado en el cual centraremos nuestra atención ofende la grandeza de nuestro Dios, ofende directamente su Soberanía, ofende directamente su Eternidad y su Santidad. Este pecado es la Idolatría.

Dios menciona este pecado en primer lugar en los Diez mandamientos, Dios lo señala como una cosa que le afecta a Él y afecta nuestra relación con Él directamente. La Biblia en Éxodo 20 nos muestra cómo Dios se identifica y está diciendo: ¡Mira pon atención yo soy tu Dios! Él esta llamando la atención a su pueblo y le esta diciendo: ¡Hey, yo soy tu Dios! y en sí Él es el único Dios, no hay otro Creador de los Cielos y la tierra mas que Él. Su nombre significa: Yo soy el que soy; Yo soy el que siempre ha existido; el que existe ahora y el que existirá después; el Principio y el Fin; el Alfa y el Omega; Él es el Dios Todopoderoso.

Éxodo 20:1-3 dice: Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás dioses ajenos delante de mí. En primer lugar dice: Yo soy Jehová tu Dios y en segundo lugar da una orden: No tendrás dioses ajenos delante de mí.

En Isaías 43:10 encontramos lo siguiente: Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. Dios dice: antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. La Biblia nos enseña que solo hay un Dios Creador de todo lo que existe. Esa es la razón por la que Él dice: No tendrás dioses ajenos delante de mí, porque Dios sabe que Él solo Es y será para siempre; Él es el único Dios.

Dios sabía también el peligro que habría, en que usted y yo pudiéramos buscar un dios para adorarle, que no fuera Él. Y a través de la historia de la humanidad vemos que esto sucedió con todos aquellos pueblos paganos que se edificaron, y se prostituyeron espiritualmente al fabricar ellos mismos sus propios dioses para darles adoración.

La prueba más sencilla son nuestros antepasados los aztecas. Ellos escogieron un gran pedazo de piedra, le dieron forma y dijeron este es Tlaloc, nuestro dios de la lluvia. Les pareció bueno que esa enorme piedra fuera el dios de la lluvia, y tomaron otra piedra y la esculpieron y dijeron este es el dios del fuego y el dios de la luna y el dios del sol y dios de esto y dios del otro, por eso es que Dios dice: No tendrás dioses ajenos delante de mí. Y luego dice en el versículo 4: No te harás imagen ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo (eso es por si se te ocurre pensar o imaginar en alguna cosa que esta en el cielo y tú la dibujas, la pintas, o te haces una imagen de ella) dice el Señor: No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que este arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinaras a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová Tú Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen. ¿quién dice eso? Dios, Jehová Dios, el Único Creador de los Cielos y la Tierra. Él sabía que el hombre iba a ser tentado a esculpir algo semejante a lo que está aquí sobre la tierra. Probablemente esculpa una mujer hermosa para adorarle como una diosa o probablemente haga una imagen de un reptil, como fue el caso de nuestros antepasados con Huitzilopostli y Cuatlícue, pero Dios nos da esta prohibición: No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo.

En Isaías 42:8 Dios esta determinado a que solo Él y nada mas Él sea Adorado. Dios puso como condición que siendo Él el Creador de los Cielos y la tierra solo Él era merecedor y es merecedor de toda nuestra alabanza. Por eso Él Señor dice: Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas. El con claridad dice: No voy a compartir mi gloria, con ninguna imagen no voy a compartir mi gloria, con ningún retrato; no voy a compartir mi gloria con nada que este arriba en el cielo, debajo de la tierra, ni abajo debajo de las aguas. ¿Por qué? Porque Él es celoso.

Cuando Él creó los cielos y la tierra tuvo un propósito: de que la Creación, Su Creación le adorara a Él. Gran parte de su creación lo sigue haciendo, podemos ver a los pajarillos con su trinar que alaban al Señor y lo seguirán haciendo. El hombre es el único que se ha rebelado y ha dicho No. Yo voy a hacerme mi propio dios.

Vea lo que dice Jeremías 10:3: Porque las costumbres de los pueblos son vanidad; porque leño del bosque cortaron, obra de manos de artífice con buril. Mire como procede el hombre, va al monte, corta un pedazo de madera, lo trae a su mesa de trabajo y empieza a darle forma. Y el versículo 5 dice: Derechos están como palmera, y no hablan; son llevados, porque no pueden andar. No tengáis temor de ellos, porque ni pueden hacer mal, ni para hacer bien tienen poder. ¿Se da cuenta de que los ídolos no hablan? ¿Se a dado cuenta que por más hermoso, que por más adorado, por más venerado, un ídolo no habla? La Biblia dice que él único que truena con su voz es el Señor, el Creador de los cielos y la tierra. Los ídolos no hablan, son llevados porque no pueden andar.

Yo recuerdo que cuando estaba niño, mi abuela que es idólatra, me llevaba a las procesiones religiosas, cuando sacaban la imagen de papachú (Padre Jesús) para pedirle la lluvia. Y ahí íbamos entre el gentío, atrás de la imagen. El recorrido era hasta fuera del pueblo, donde había sembradíos. Ahí ponían el ídolo y a su alrededor una gran cantidad de velas, veladoras, flores. Había un grupo encargado de encender cohetones de pólvora, que salían disparados al cielo y producían un gran estruendo. La mayoría de las mujeres vestía con reboso sobre su cabeza. El ídolo permanecía unos días en el campo y cuando tronaba el Dios del Cielo anunciando la lluvia, tenían que ponerle rápidamente una sombrilla y llevárselo corriendo, ¿Sabe por qué? Porque ese ídolo no podía andar, ni puede andar todavía. La Escritura dice: no pueden andar, lo más triste es que hay cristianos en nuestros días que todavía tienen temor de decir la verdad en contra de ellos. Cuando la Escritura dice: No tengáis temor de ellos, es porque el cristiano no debe de amedrentarse por estar delante de un ídolo, aún cuando tenga un gran número de velas y veladoras. El adorar ídolos es abominación delante de Dios. Dice el Señor que todos los que adoran ídolos son Fatuos Tontos y Brutos. ¿Por qué? Porque sencillamente es tonto agarrar un pedazo de madera esculpirlo él mismo, sabe que él mismo cortó ese tronco allá en el monte, trajo ese leño, lo esculpió, lo forro con plata y oro, lo vistió de púrpura, lo vistió de azul, le puso unos ojos de vidrio muy bonitos, lo clavó para que no se moviera y luego le tienen miedo de que les castigue, eso es tonto. El Señor dice no tengáis temor de ellos, porque ni pueden hacer bien ni pueden hacer mal. No puede ningún ídolo hacerte mal. Si Dios es con nosotros, quién contra nosotros. Si tú eres salvo, tú corazón es morada del Espíritu Santo de Dios, nada ni nadie podrá hacerte mal, por eso es que Dios dice: no tengáis temor de ellos.

Tal vez tú dices: —Predicador, yo sé de una persona que le pidió al ídolo fulano de tal, y le hizo un milagro — Piense por un momento, Si usted fuera Satanás, ¿de qué manera usted haría que los hombres le adoraran? ¿No sería más fácil cumpliéndoles algunas peticiones? Recuerde que Satanás tiene poder, limitado pero lo tiene. La Biblia dice que detrás de todo ídolo está Satanás, y quien contesta ese tipo de oraciones es Satanás. Por eso en el día del juicio dice la Escritura que: Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. Hermanos, las obras milagrosas no son evidencia de Autoridad Divina, porque Satanás también tiene poder.

La Biblia dice que si tú eres cristiano no debes tener temor de los ídolos, no pueden hacer bien ni mal tampoco. Es por eso que no es correcto colgarse una medalla con una imagen del Sagrado Corazón de Jesús o de la virgencita de Guadalupe.

En el versículo 8 dice Todos se infatuarán y entontecerán. Enseñanza de vanidades es el leño. Mire con cuánto desprecio la Biblia habla sobre eso: el leño, ni siquiera esta diciendo, ese pedacito de madera esculpido, dice leño.

En Isaías 44:9-20 señala: Los formadores de imágenes de talla, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y ellos mismos son testigos para su confusión, de que los ídolos no ven ni entienden. ¿Quién formó un dios, o quién fundió una imagen que para nada es de provecho? He aquí que todos los suyos serán avergonzados, porque los artífices mismos son hombres. Todos ellos se juntarán, se presentarán, se asombrarán, y serán avergonzados a una.

El herrero toma la tenaza, trabaja en las ascuas, le da forma con los martillos, y trabaja en ello con la fuerza de su brazo; luego tiene hambre, y le faltan las fuerzas; no bebe agua, y se desmaya. El carpintero tiende la regla, lo señala con almagre, lo labra con los cepillos, le da figura con el compás, lo hace en forma de varón, a semejanza de hombre hermoso, para tenerlo en casa. Corta cedros, y toma ciprés y encina, que crecen entre los árboles del bosque; planta pino, que se críe con la lluvia. De él se sirve luego el hombre para quemar, y toma de ellos para calentarse; enciende también el horno, y cuece panes; hace además un dios, y lo adora; fabrica un ídolo, y se arrodilla delante de él. Parte del leño quema en el fuego; con parte de él come carne, prepara un asado, y se sacia; después se calienta, y dice: ¡Oh! me he calentado, he visto el fuego; y hace del sobrante un dios, un ídolo suyo; se postra delante de él, lo adora, y le ruega diciendo: Líbrame, porque mi dios eres tú.

No saben ni entienden; porque cerrados están sus ojos para no ver, y su corazón para no entender. No discurre para consigo, no tiene sentido ni entendimiento para decir: Parte de esto quemé en el fuego, y sobre sus brasas cocí pan, asé carne, y la comí. ¿Haré del resto de él una abominación? ¿Me postraré delante de un tronco de árbol? De ceniza se alimenta; su corazón engañado le desvía, para que no libre su alma, ni diga: ¿No es pura mentira lo que tengo en mi mano derecha?

El Hombre mientras más se desvía de Dios y busca la manera de fabricarse un ídolo se hace más fatuo, más tonto y más Bruto.

¿Cómo es posible? ¿En qué cabeza cabe, que un hombre pueda agarrar un pedazo de yeso y ponerlo en un altar en su casa y le tenga más miedo a eso que al verdadero Dios? Eso es tontería. Aunque él haya regateado con el vendedor de ídolos y le haya dicho: —¿En cuánto me vendes esta imagen de la virgen de Guadalupe?— Y el vendedor le dice: Dame cien pesos. —No, te doy ochenta— No, dame cien. —Bueno noventa— Y el vendedor le dice: Bueno, dámelos. Y luego se lo lleva, con mucho cuidado lo pone sobre su mesa y ahí empieza adorarlo. Él mismo sabe que lo compró. El hombre se vuelve fatuo, tonto y bruto al hacer eso.

Cualquiera que es idolatra está menospreciando al Creador de los Cielos y la Tierra. Cuando dice el Señor: No hay nada semejante a mí sobre la faz de la tierra. ¿No puedes entender que yo soy el Creador? Dios es Espíritu y los que le adoran es necesario que le adoren en Espíritu y en verdad. El Señor quiere ser adorado por nosotros de todo corazón. Sin tener una imagen al frente sin tener una escultura al frente. Pues no hay nada en este mundo que se le parezca a Dios.

Que tonto es postrarse delante de un ídolo, adorarlo, y luego rogarle: Líbrame, porque mi dios eres tú. No saben ni entienden; porque cerrados están sus ojos para no ver, y su corazón para no entender. No discurre para consigo, no tiene sentido ni entendimiento para decir: Parte de esto quemé en el fuego y sobre sus brasas cocí pan, asé carne, y la comí. ¿Haré del resto de él una abominación? Hasta qué extremo Dios nos dice que la idolatría es abominación. —Pero Predicador, es que mi madre me enseñó esto— Pues deja que Dios te enseñe. —Pero es que la religión de mis padres y antepasados dice que yo tengo que inclinarme a ellos.— Si, ¡pero la Biblia dice que eso es abominación! ¿Vas a oír la voz de Dios o vas a oír la voz de hombres? Dios está diciendo que la idolatría es tontería, el hombre se vuelve fatuo, el hombre se embrutece. No puede entender que si coge un pedazo de leño y agarra del sobrante de la madera para cocer su carne y hacer su comida, que eso no tiene ningún valor. No tienen sentido, ni entendimiento para decir: es pura mentira lo que tengo en mi mano derecha. El hombre mismo se engaña, teniendo su ídolo en su casa, sin acordarse de que el mismo pidió rebaja al comprarlo en el mercado. Su corazón engañado le desvía para que no libre su alma.

La Biblia dice que detrás de cada ídolo hay un demonio y quien realmente no quiere librar esas almas que adoran a esos ídolos es precisamente Satanás y sus ángeles.

Isaías 44:21-23 dice: Acuérdate de estas cosas, oh Jacob, e Israel, porque mi siervo eres. Yo te formé, siervo mío eres tú; Israel, no me olvides. Yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados; vuélvete a mí, porque yo te redimí. Cantad loores, oh cielos, porque Jehová lo hizo; gritad con júbilo, profundidades de la tierra; prorrumpid, montes, en alabanza; bosque, y todo árbol que en él está; porque Jehová redimió a Jacob, y en Israel será glorificado.

Qué fuerte es el lenguaje de las Escrituras mire lo que dice en Isaías 41:29 He aquí, todos son vanidad, y las obras de ellos nada; viento y vanidad son sus imágenes fundidas.

Y en Isaías 42:17 y 18 Serán vueltos atrás y en extremo confundidos los que confían en ídolos, y dicen a las imágenes de fundición: Vosotros sois nuestros dioses. Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver. Dios es celoso, porque Él es el Único Dios verdadero. Porque Él es el único Dios vivo. Porque Él es el único Dios Eterno. Porque Él es el único que puede perdonar pecados. Porque Él es el único que puede darte salvación. ¿Sabe usted que un ídolo no puede darle salvación, ni perdón de pecados?

¿Cómo es que la humanidad se entonteció? ¿Cuál fue el proceso que siguió para entontecerse? La Biblia nos lo dice en Romanos 1:20-23 Aquí está el camino de descenso del hombre para hacerse necio, fatuo y bruto. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

Quiere decir que tú y yo podemos levantar nuestra vista al cielo y ver las estrellas, que ningún hombre puso y entender por esto que hay un Dios en el cielo. Podemos en la mañana levantarnos soñolientos y abrir la ventana y ver los rayos del sol que entran y ver que ese Astro refulgente no lo hizo un hombre, Dios lo puso ahí, y luego en las noches cuando necesitamos caminar por una vereda y levantamos nuestra vista en el cielo y vemos que esa vereda puede mirarse por causa de que hay una luna brillante allá arriba puesta por Dios. Por eso dice que las cosas invisibles de Él se hacen claras por las cosas que son hechas de modo que ningún hombre, ninguna mujer tiene excusa para decir no hay Dios.

El asunto fue que el hombre conoció a Dios y no le glorificaron. La gente se da cuenta que hay un Dios en el cielo pero no le glorifica, se dedica a glorificar ídolos, a darle la honra y alabanza a la reina del cielo, etc. Además de esto dice: ni le dieron gracias. Su ingratitud para con Dios, trajo consigo que su razonamiento y su corazón fuesen entenebrecidos. El hombre quiso demostrarle a Dios que él es superior a Dios. Razonando dijo: Yo soy sabio. Dice la Biblia que profesando ser sabios se hicieron necios. Lo único que consiguieron fue hacerse necios, fatuos, tontos, y brutos. ¿Por qué? Porque cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. El hombre se ha hecho diversidad de ídolos, con los cuales se ha hecho más fatuo, más tonto, y más bruto.

Hace algunos años mi familia y yo fuimos a Cholula. Allí nos enteramos tienen una torre y una capilla para venerar a cada santo de los 365 días del año. 365 ídolos, cada uno adorado en su día. El hombre se ha hecho necio porque no ha querido volver su corazón a Dios y lo único que a conseguido es hacerse mas tonto, mas fatuo, mas bruto.

Los ídolos tienen ojos pero no ven, tienen nariz pero no respiran, tienen boca pero no hablan, semejantes son a ellos los que les adoran, dice el Señor. 1Juan 5:21 Hijitos, guardaos de los ídolos. Amén. Este es un mandato de Dios.

Yo se que el infierno estará tan caliente y con tanto tormento, ideal para torturar a Satanás y sus ángeles, pero también será el lugar adecuado para todos aquellos líderes religiosos que promueven la adoración a los ídolos, empezando por el “Santo Papa”. ¿Usted sabe que la Iglesia católica es un punto principal de adoración a los ídolos? Ellos se dicen ser cristianos, pero rechazan por completo lo que dice la Palabra de Dios. Pues Dios dice: No tendrás dioses ajenos delante de mí. El canon 1186 de la Iglesia católica del Concilio Vaticano Segundo dice: “Para fomentar la pontificación del pueblo de Dios la Iglesia católica romana recomienda para la veneración particular y filial de los fieles cristianos, la siempre virgen bendita María madre de Dios a quien Cristo estableció como madre de la raza humana, también promueve la devoción verdadera y autentica a los otros santos por cuyo ejemplo los fieles cristianos, son edificados y por cuya intercesión ellos son sostenidos”

El canon 1187 dice: “La veneración o la adoración por medio del cultos públicos permitidos solamente a aquellos siervos de Dios que estén mencionados en el catálogo de santos o de los bendecidos por la autoridad de la Iglesia. (Esto quiere decir aquellos que ellos mismos han canonizado o beatificado)

El canon 1188 dice que: “La practica de exhibir imágenes sagradas en las Iglesias para la veneración o adoración de los fieles ha de ser mantenida vigente.” O sea ellos están mandando que su pueblo tenga que dar adoración a los ídolos

En cambio la Biblia dice en Hechos 17:16 Mientras Pablo los esperaba en Atenas, su espíritu se enardecía viendo la ciudad entregada a la idolatría… Y tomándole, le trajeron al Areópago,… Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos; porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio. El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas, ni es honrado por manos de hombres, como si necesitase de algo; pues él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. Y de una sangre ha hecho todo el linaje de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra; y les ha prefijado el orden de los tiempos, y los límites de su habitación; para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos. Siendo, pues, linaje de Dios, no debemos pensar que la Divinidad sea semejante a oro, o plata, o piedra, escultura de arte y de imaginación de hombres. Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

Es una terrible mentira de la Iglesia católica que la gente común no puede entender la Biblia. Usted puede entender lo que dice la Palabra de Dios. ¿Sabe usted que nuestro Dios no necesita ser cargado para ser llevado de un lugar a otro? Él tiene el universo en sus manos, por medio de Él subsisten todas las cosas. Él es quien da a todos vida y aliento y todas las cosas. El Señor reina.

Si la Palabra de Dios te ha hecho reflexionar, déjame decirte, Dios puede pasar por alto el tiempo de tu ignorancia, y ahora te esta mandando que te arrepientas. Pues un día vas a ser juzgado por el Señor Jesucristo.

Dios nos enseña en su palabra que todo pecado tiene solución. Por ejemplo el alcohólico que sigue refugiándose en la mentira de que el alcoholismo es una enfermedad gradual no podrá alcanzar salvación. Déjame decirte que el alcoholismo es pecado y cuando el alcohólico reconoce que el alcoholismo es pecado entonces puede acercarse a quien puede perdonar pecados. Si el alcohólico dice que solamente es una enfermedad pues entonces que valla a un médico y que le solucione su problema.

De la misma manera mientras el hombre siga entontecido, infatuado, y embrutecido y no reconozca que la idolatría es pecado delante de Dios. No va a encontrar la solución para el perdón de pecados. Por eso es que Dios dice voy a pasar por alto este tiempo de ignorancia en que tú has estado, pero vuelve tus ojos a mí y arrepiéntete.

Si tú estas adorando ídolos arrepiéntete de una vez por todas. No les tengas miedo, deshazte de ellos, rómpelos, quiébralos, porque esa es la voluntad de Dios. Por favor no los regales a otro, pues lo vas a embrutecer.

Que maravilloso que en el tiempo del Señor Jesucristo no había cámaras fotográficas, que maravilloso que no había televisión, de otra manera la iglesia católica estaría haciendo el negocio de su vida vendiendo fotografías de aquel que murió en la cruz del Calvario. ¿Sabes? No hubo nadie quien tomara una foto de Él, porque Él no quería que se hiciese ninguna imagen.

La única solución para el pecado de idolatría es que tú te arrepientas, que reconozcas que hay un solo Dios en el Cielo que envió a su Hijo amado, el Señor Jesucristo, para morir en la cruz del Calvario en nuestro lugar, para que creyendo en Él, en su sacrificio y recibiéndole en tú corazón como tú Salvador personal tú pudieras tener el perdón de pecados y entrada en el Cielo cuando mueras.

Aquellos que quieren seguir en idolatría en realidad están diciendo: Dios yo quiero seguir tonto, fatuo, y bruto.

3 comments

  1. rodolfo abundez quintana

    muy buena predicacion
    Dios los bendice

  2. Es una gran verdad…! desde Hernandarias, Paraguay

  3. Cecilia Solis

    Me encantó todo lo que escribiste pues hablas solo LA VERDAD!!Que Dios te siga usando para abrirle los ojos a todos los que estan cegados!

Leave a Reply