La Oración

Por el Dr. Kevin Wynne.

Pastor de la Iglesia Bautista Monte Sión de la Cd. De México, D. F.

¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Santiago 4:1-2

Un gran hombre de Dios llamado John R. Rice enseñó que todos nuestros problemas son ¡por falta de oración! Yo creo que tenía razón.

No hay nada más importante en la vida cristiana que la doctrina de la oración. La Biblia es como Dios nos habla, pero la oración es como nosotros le hablamos a Dios. La oración es el instrumento y el medio que Dios ha escogido para suplir todas nuestras necesidades. Es la forma que Dios ha escogido para mantenernos en comunión con Él y dependiendo de Él.

La enseñanza o doctrina bíblica de la oración:

1. No tenéis porque no pedís.

Dios quiere que pidamos. Orar básicamente es pedir. Orar es un mandamiento. No orar es pecado. 1 Tesalonicenses 5:17 dice: Orad sin cesar.

Dios quiere que vivamos una vida de oración. No orar es desobedecer a Dios. 1 Samuel 12:23 dice: Así que, lejos sea de mí que peque yo contra Jehová cesando de rogar por vosotros; antes os instruiré en el camino bueno y recto.

Samuel el profeta sabía que no orar por su congregación sería pecado.

2. La fe y la fidelidad son indispensables en la oración.

Mateo 21:22 nos enseña: Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.

No oramos u oramos poco porque realmente no creemos que Dios vaya a contestar nuestra oración. La fe produce fidelidad y constancia en la oración. Eso produce respuestas a la oración y esto produce más fe y más fidelidad. Mateo 7:7-11 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?

La palabra pedid en el griego esta gramaticalmente en línea. Es una palabra que indica una acción continua. Cristo esta diciendo orar y orar y orar, pedir y pedir y pedir y seguir pidiendo hasta recibir.

Un niño que cree que su padre o su madre lo ama, sigue pidiendo su leche o agua hasta recibirla o morir. Dice Santiago 1:5-8 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor. El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.   

Cuando somos inconstantes en la oración mostramos una falta de fe. Tenemos que recordar que Dios es un ser eterno. Él ve el futuro y sabe si vamos a seguir pidiendo o si vamos a desmayar. Él nos contesta según nuestra fe o creencia de que va a contestar. (Mateo 9:29)

La fe produce fidelidad. (Hebreos 11:1,6). Si tienes fe en Dios, vas a ser constante en pedir hasta recibir la respuesta. Tú vas a creer que Él recompensa a los que le buscan.

3. La Palabra de Dios produce fe, a la vez que produce una vida de oración eficaz. (Rom 10:17, Juan 15:7)

Cuando vemos las promesas de Dios, especialmente sobre la oración, Su Palabra nos da la fe que necesitamos para conseguir de Dios las respuestas a la oración. Promesas como Jeremías 33:3; Mateo 7:7-11; Lucas 11:13; Juan 15:16; Mateo 18:18-20; Santiago 1:5; nos aumentan la fe de que Dios va a hacer algo, Podemos ver que Dios nos da una promesa y Él la va a cumplir.

4. La Biblia nos limpia para que podamos orar. (Juan 15:3; Juan 17:17)

La Biblia limpia nuestra mente y conciencia para poder orar con poder y eficacia. La Biblia dice que por causa del pecado, Dios no contesta la oración. (Salmo 66:18). Entonces necesitamos la Biblia para limpiarnos, para que podamos orar con poder. Isaías 59:2 dice: Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. Entonces necesitamos un corazón puro para orar y ser escuchados.

5. La Biblia también nos enseña la voluntad de Dios. Cuando algo no es la voluntad de Dios, Él no nos contesta, al igual que un padre no daría algo malo o dañino a su hijo, Dios no nos da lo que no nos conviene. (Santiago 4:3)

Pero si pedimos algo conforme a su voluntad, Él siempre contesta. Por esto siempre debemos buscar con la ayuda de la Biblia y el Espíritu Santo la voluntad de Dios.

6. La Biblia nos da la seguridad de salvación, que luego nos da la respuesta a la oración. Oremos con fe como los hijos hablan a sus padres. (1 Juan 5:13-15)

7. La Biblia trabaja junto con el Espíritu Santo dándonos fe y dirección en la oración para recibir la respuesta. (Juan 6:63; Romanos 8:15-16; Romanos 8:26-32)

La vida cristiana de acuerdo con Romanos 10:13 empieza con la oración. Por eso todo lo que Dios nos da, es a través de la oración. Y es el plan de Dios que la vida cristiana madure en la oración. A veces la gente, pregunta ¿Por qué es que usted tiene una iglesia tan grande? Decenas de miles de personas son salvos y más de 4,000 de ellos fueron bautizados en un solo año. Docenas de propiedades en todo México, un auditorio para más de 3,000 personas en una ciudad tan cara como México. La respuesta es lo que dijo Juan el Bautista en Juan 3:27  Respondió Juan y dijo: No puede el hombre recibir nada, si no le fuere dado del cielo.

El Dr. E. M. Bounds dijo que “Augusto Cesar encontró a Roma como una ciudad de madera y la dejó como una ciudad de marfil. El pastor que reta a su gente y los cambia de ser gente que no oran, a ser gente que oran, ha hecho una obra más grande de la que hizo Cesar, cambiando una ciudad de madera a una de marfil.”

S.D. Gordan dijo: La cosa mas grande que puede hacer un hombre para Dios y el hombre, es orar; no es la única cosa que puede hacer, pero es lo mas importante.

La gente grande de hoy en día, es la gente que ora. No hablo de la gente que habla de orar o la gente que dice que ora o los que pueden explicar la oración, sino los que toman tiempo para orar.

Un gran hombre de Dios, Samuel Chadwick dijo: “La única preocupación del diablo es detener a los cristianos de orar. Él no teme nada al estudio sin oración, al trabajo sin oración, a la religión sin oración. Él se ríe de nuestro trabajo, se burla de nuestra sabiduría, pero tiembla cuando oramos. Y todo el infierno tiembla cuando el santo mas débil está de rodillas”.

La oración no solo cambia las cosas, sino también cambia al cristiano. Moisés dijo en Deuteronomio 9 que tres veces ayunó 40 días. 120 días ayunando con Dios, produjo un hombre que pastoreaba de 2 a 4 millones de personas hasta la edad de 120 años y lo hacía todavía con ánimo y compasión. A veces su cara resplandecía por haber pasado tanto tiempo con Dios. Los cristianos que desmayan en la vida cristiana, lo hacen por falta de orar. (Mateo 26:41; 1 Pedro 5:7, Amos 3:3)

Tú no puedes caminar con Cristo sin ser más y más como Cristo. Si vamos a ser mejores cristianos, tenemos que orar. Si Cristo tomó tiempo para orar en su vida y en su ministerio, ¡Cuánto más debemos hacerlo nosotros! Los cristianos que se preocupan y sufren y no tienen lo que necesitan, es por falta de oración. ¡Tenemos que orar!

One comment

  1. Quiero pedirles por favor oración por Eduar Alejandro Graciano Taborda para que sea libre de homosexualidad, fornicación, tabaquismo ocultismo (chango, magia negra, brujería africana, hechicería, santería entre otros) maldiciones generacionales ya que él y su familia practican esto además para que el señor corte toda maldición y atadura en el sé que él va a ser libre y en el ahí una siembra de la palabra les agradezco a todos lo que puedan orar por el para que sea libre y restaurado muchas gracias y Dios los bendiga

Leave a Reply