Estorbos de la Oración – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

1 Pedro 3:7 “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.”

Introducción:

El Señor está atento y se goza con la oración de sus hijos, Él ha prometido contestar nuestras oraciones y todo lo suple en el nombre del Señor Jesús.

Juan 16:24 “Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.”

Jeremías 33:3 “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”

Isaías 65:24 “Y antes que clamen, responderé yo; mientras aún hablan, yo habré oído.”

Salmos 91:15 Me invocará, y yo le responderé; Con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré.”

Dios no sólo suplirá nuestras necesidades, sino que también nos ordena orar.

Santiago 5:13 “¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas.”

Lucas 18:1 “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar”

1 Crónicas 16:11 Buscad a Jehová y su poder; Buscad su rostro continuamente.”

Dios se goza con la oración.

Proverbios 15:8 El sacrificio de los impíos es abominación a Jehová;
Mas la oración de los rectos es su gozo.”

Apocalipsis 5:8 “Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos;”

Apocalipsis 8:3 “Otro ángel vino entonces y se paró ante el altar, con un incensario de oro; y se le dio mucho incienso para añadirlo a las oraciones de todos los santos, sobre el altar de oro que estaba delante del trono.”

Motivos de la oración.

Para decirle al Señor cuánto se le ama.

Para agradecer por todas las bendiciones recibidas.

Para poner ante sus pies todas las necesidades.

Sin embargo, siempre habrá estorbos que impedirán que Dios conteste nuestras oraciones.

Algunos estorbos en la oración:

1.- El pecado oculto y no confesado.

Isaías 59:2 “Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.”

Salmos 66:18 Si en mi corazón hubiese yo mirado a la iniquidad,
El Señor no me habría escuchado.”

Arregle su vida con Dios, ponga un alto al pecado y confiéselos.

2.- Porque se deshecha la Palabra de Dios.

1 Samuel 14:37 “Y Saúl consultó a Dios: ¿Descenderé tras los filisteos? ¿Los entregarás en mano de Israel? Mas Jehová no le dio respuesta aquel día.”

1 Samuel 15:20-22 Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas. 21Mas el pueblo tomó del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová tu Dios en Gilgal. 22Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.”

3.- Cuando no se tiene misericordia ante el prójimo.

Proverbios 21:13 El que cierra su oído al clamor del pobre,
También él clamará, y no será oído.”

4.- Cuando se pide dudando.

Santiago 1:6-7 Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. 7No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.”

Hebreos 11:1 “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”

Mateo 21:22 “Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.”

“La oración es el ejercicio de nuestra fe”

5.- Cuando se pide mal, para gastar en deleites.

Santiago 4:3 “Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.”

6.- Por la falta de perdón.

Marcos 11:25 “Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.”

7.- Cuando no tratas a tu cónyuge de acuerdo a la voluntad de Dios.

1 Pedro 3:7 “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.”

Conclusión:

¿Necesita que Dios conteste alguna o todas sus oraciones?

Entonces medite en los estorbos que usted está provocando y que evitan que Dios responda favorablemente a sus oraciones.

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code