Estudio del libro de Santiago I – Las Pruebas

Texto Bíblico:

Santiago 1:1-6 Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud. 2Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. 5Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. 6Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra.”

Introducción:

Se cree que el libro de Santiago fue el primer libro escrito del Nuevo Testamento cuyo autor de ese libro es Santiago, que también es llamado Jacobo, hermano del Señor Jesucristo, escrito en el año 46 DC.

Este libro estaba dirigido a los judíos mesiánicos, que estaban siendo perseguidos por el rey Herodes y el propósito de este libro era el de explicar el objetivo de las pruebas y mostrar o fortalecer la fe de aquellos cristianos de la iglesia primitiva.

Este libro era para aquellos judíos salvos por gracia y que tenían que anteponer su fe antes que sus tradiciones.

Versículo 1

Inicia Santiago, hermano del Señor Jesucristo, llamándose siervo, no hizo alarde de la familiaridad que tenía con aquel Jesús resucitado.

Versículo 2

Dios les exhorta a que no dejen de considerar, que durante su vida, tendrán pruebas, y Él quiere que las viva con gozo, porque la prueba producirá paciencia, y permitirá probar la fe que dice tener, y la manera en cómo reacciona ante ellas.

   A) En cada prueba, Dios tiene un propósito y dentro de cada prueba, departe de Dios siempre habrá bondad y promesa.

Dios le da el mandato:

“Tened por sumo gozo”

Romanos 5:3 “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia;”

   B) Las pruebas le ayudarán a madurar y le darán experiencia.

   C) Las pruebas le ayudarán a aprender y a ser partícipe de la sabiduría de Dios.

Dios no quiere que dude, El desea que su fe se mantenga firme, por lo tanto, si usted no lee la Biblia y no se fortalece en su Palabra, entonces siempre mostrará duda.

¡No sea constante haciendo lo incorrecto! No dude y no busque el materialismo.

   D) Las pruebas son bendición, son de beneficio y no de tragedia.

1 Pedro 1:6-7 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,”

Entonces, siempre recuerde que:

   A) No hay prueba sin propósito.

1 Corintios 10:13 “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.”

   B) No hay pruebas sin salidas.

Entre más fortalecidos estemos en la Palabra de Dios, podrá soportar con mayor gozo la prueba, asimismo Dios perfeccionará su carácter.

   C) No hay pruebas sin una corona.

2 Timoteo 2:5 “Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.”

   D) Las prueban muestran su fortaleza y su debilidad.

Lucas 6:48-49 Semejante es al hombre que al edificar una casa, cavó y ahondó y puso el fundamento sobre la roca; y cuando vino una inundación, el río dio con ímpetu contra aquella casa, pero no la pudo mover, porque estaba fundada sobre la roca. 49Mas el que oyó y no hizo, semejante es al hombre que edificó su casa sobre tierra, sin fundamento; contra la cual el río dio con ímpetu, y luego cayó, y fue grande la ruina de aquella casa.”

A través de las pruebas, Dios quiere mostrarle su amor, y quiere descubrirlo, es decir, usted podrá saber que tan fortalecido se encuentra, y que tan débil está en cuanto al pecado.

   E) Todos estamos propensos a pasar por pruebas.

Para reflexionar:

¿Está pasando por pruebas? ¿Cómo está reaccionando ante ella? ¿Puede usted decir que su fe está fortalecida o debilitada?

Póngase a cuenta con Dios.

Etiquetado: / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code