No Hay Pecado Pequeño

Texto Bíblico:

2 Samuel 11:1-9 “Aconteció al año siguiente, en el tiempo que salen los reyes a la guerra, que David envió a Joab, y con él a sus siervos y a todo Israel, y destruyeron a los amonitas, y sitiaron a Rabá; pero David se quedó en Jerusalén. 2Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa. 3Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo. 4Y envió David mensajeros, y la tomó; y vino a él, y él durmió con ella. Luego ella se purificó de su inmundicia, y se volvió a su casa. 5Y concibió la mujer, y envió a hacerlo saber a David, diciendo: Estoy encinta. 6Entonces David envió a decir a Joab: Envíame a Urías heteo. Y Joab envió a Urías a David. 7Cuando Urías vino a él, David le preguntó por la salud de Joab, y por la salud del pueblo, y por el estado de la guerra. 8Después dijo David a Urías: Desciende a tu casa, y lava tus pies. Y saliendo Urías de la casa del rey, le fue enviado presente de la mesa real. 9Mas Urías durmió a la puerta de la casa del rey con todos los siervos de su señor, y no descendió a su casa.”

Introducción:

Todo cristiano debe de saber, que el pecado siempre traerá consecuencias y éstas no sólo afectarán de manera personal, sino también familiar. Lamentablemente el pecado del adulterio es magnificado con respecto a otros pecados. Ejemplo: La mentira, la envidia, los malos pensamientos, etc.

El hombre ha clasificado a los pecados según su criterio, así que, según su criterio, el de enfrente es más pecador que él, sin embargo, el cristiano debe de saber y entender que toda desobediencia es pecado delante de Dios. Cuando erramos en lo que hacemos, cuando desobedecemos algún mandamiento, Dios lo considera pecado.

¿Cuándo se origina el pecado?

1.- Cuando esquivamos nuestras responsabilidades, indiscutible mente, caeremos en la ociosidad.

1 Tesalonicenses 5:14 “También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos.”

Como padres debemos de amonestar a nuestros hijos para evitar que estén ociosos. “Una mente ociosa es el taller perfecto de satanás.”

1 Timoteo 5:13 “Y también aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa; y no solamente ociosas, sino también chismosas y entremetidas, hablando lo que no debieran.”

2.- La ociosidad nos va a conducir a la tentación.

2 Samuel 11:2 “Y sucedió un día, al caer la tarde, que se levantó David de su lecho y se paseaba sobre el terrado de la casa real; y vio desde el terrado a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa.”

3.- La tentación nos va a conducir al pecado.

2 Samuel 11:3 “Envió David a preguntar por aquella mujer, y le dijeron: Aquella es Betsabé hija de Eliam, mujer de Urías heteo.”

4.- No importa cuán grande o pequeño sea el pecado, porque todo pecado desagrada a Dios.

2 Samuel 11:27 “Y pasado el luto, envió David y la trajo a su casa; y fue ella su mujer, y le dio a luz un hijo. Mas esto que David había hecho, fue desagradable ante los ojos de Jehová.”

5.- Un pecado nos conduce a otro pecado.

2 Samuel 11:5-25: Adulterio, Hipocresía, Mentira, Presunción y Homicidio.

Proverbios 28:13 El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.”

6.- Si no dominas un pecado con la ayuda de Dios, el pecado te dominará.

7.- Todo pecado que se comete deliberadamente es como menospreciar la Palabra de Dios.

2 Samuel 12:9-10¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón. 10Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer.”

8.- Todo pecado trae consecuencias.

2 Samuel 12:9-12¿Por qué, pues, tuviste en poco la palabra de Jehová, haciendo lo malo delante de sus ojos? A Urías heteo heriste a espada, y tomaste por mujer a su mujer, y a él lo mataste con la espada de los hijos de Amón. 10Por lo cual ahora no se apartará jamás de tu casa la espada, por cuanto me menospreciaste, y tomaste la mujer de Urías heteo para que fuese tu mujer. 11Así ha dicho Jehová: He aquí yo haré levantar el mal sobre ti de tu misma casa, y tomaré tus mujeres delante de tus ojos, y las daré a tu prójimo, el cual yacerá con tus mujeres a la vista del sol. 12Porque tú lo hiciste en secreto; mas yo haré esto delante de todo Israel y a pleno sol.”

Gálatas 6:7 “No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.”

A) El pecado hace tropezar a otros.

B) El pecado ensucia a nuestro corazón.

C) El pecado nos hace sordos a la Voz de Dios.

D) El pecado causa la pérdida del gozo de nuestra salvación

Sal 51:11-12 No me eches de delante de ti, Y no quites de mí tu santo Espíritu. 12Vuélveme el gozo de tu salvación, Y espíritu noble me sustente.”

Dios perdona el pecado siempre y cuando lo confesamos.

1 Juan 1:9 “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.”

Para reflexionar:

¿Has pensado alguna vez que tú eres menos pecador que otro? ¿Has magnificado el pecado de otro y minimizado tu pecado?

Estás en problemas, ponte a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code