Barreras Que Impiden Recibir La Bendición De Dios – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Marcos 2:1-12Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa. 2E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. 3Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. 4Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico. 5Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. 6Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: 7¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? 8Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? 9¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? 10Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): 11A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. 12Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.”

Introducción:

La Biblia narra de un milagro que sucedió en Capernaum en tiempos del Señor Jesucristo.

Un paralítico fue ayudado por cuatro amigos para ponerlo a los pies del Salvador.

El tumulto de gente evitaba que entraran por la puerta principal; pero al mismo tiempo los motivaba a buscar otra opción, la cual era por el techo de la casa, ambos, el paralítico y sus amigos, sabían que sólo en Jesús encontrarían la bendición y el milagro de la sanación, por lo tanto, la bendición siempre la encontraremos a los pies del Señor Jesucristo.

La bendición la encontraremos escuchando Su Palabra, recordando que a través de ella:

-Se logra afianzarse de sus promesas.

Hijo tus pecados te son perdonados.

-A través de su Palabra se produce fe…

– Y a través de la fe se producen milagros.

Sin embargo, existen cinco barreras que impiden recibir la bendición de Dios.

1.- El Egoísmo.

Es el inmoderado y excesivo amor así mismo, que nos hace atender desmedida mente a nuestros propios intereses.

Filipenses 2:21 “Porque todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús.”

2.-La Indiferencia.

Es el estado de ánimo en que una persona no siente inclinación ni rechazo hacia otro sujeto, un objeto o un asunto determinado. Lucas 10:29-37

3.- La Crítica.

Criticar: acción de juzgar externamente una situación determinada tomando en cuenta exclusivamente los elementos subjetivos del propio observador (la persona que critica algo o a alguien), sin ponerlos en contextos ni perspectiva, con el fin de denostar, disminuir, y expresar opiniones o juicios negativos.

4.- La Satisfacción O Conformismo.

El conformismo es una postura o actitud hacia la vida, que sumerge al individuo en un pozo de ciega aceptación, independientemente de si las circunstancias son negativas o positivas, y que elimina toda posibilidad de cambio y progreso.

El conformismo entre los hombres inconversos, la aleja de la bendita salvación y para los cristianos, evita el crecimiento espiritual.

Mateo 5:6 “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.”

5.- La Amargura.

Sentimiento duradero de frustración, resentimiento o tristeza, especialmente por haber sufrido (real o imaginaria) una desilusión o una injusticia, y surge por la decisión de NO PERDONAR a quien le lastimó, es decir a su prójimo.

Hebreos 12:15 “Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;”

¿Realmente quiere la bendición de Dios? Entonces reconozca qué o cuáles barreras están impidiendo que la bendición llegue a su vida.

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code