Cinco Principios Básicos Para Todo Cristiano- Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

1 Juan 1:3-10 “Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. 4Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido. 5Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.6Si  decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 7pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. 8Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 10Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.”

1..- El cristiano debe tener comunión

1 Juan 1:3 “Lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo; 1:6-7 Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 7pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.”

A) Con el Padre
B) Con el Hijo
C) Con los demás

2.-El cristiano debe de tener gozo

1 Juan 1:4 “Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido.”

El gozo es mayor que la felicidad, puesto que el gozo es un bienestar perdurable dado por nuestro Gran Dios, y la felicidad es pasajera porque generalmente alimenta los deseos de la carne.
El gozo es el resultado de mi comunión con el Señor Jesucristo.

3.- El cristiano debe de abstenerse de pecar.

Y si peca debe acudir al abogado, el Señor Jesucristo, el cual abogará siempre por él.

1 Juan 2:1-2 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. 2Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.”

La propiciación es el efecto de pedir misericordia reconociendo no merecerla.

4.- El cristiano debe de estar preparado para evitar ser engañado

1 Juan 2:22-26 ¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. 23Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre. 24Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre. 25Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna. 26Os he escrito esto sobre los que os engañan.”

2 Pedro 2:1-3 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 3y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”

5.- El cristiano debe tener seguridad de la vida eterna

1 Juan 5:1-5 Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró, ama también al que ha sido engendrado por él. 2En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. 3 Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.4Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha  vencido al mundo, nuestra fe. 5¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?”

Para reflexionar:

La puesta en práctica de estos cinco principios cristianos, provocarían un tremendo cambio en este mundo.
Lamentablemente muchos cristianos prefieren vivir una vida llena de mundanalidad, y por ese tipo de vida, los incrédulos menosprecian la fe en el Señor Jesucristo.

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code