¿Cómo Tratar A Las Aflicciones?

Texto Bíblico:

Santiago 5:13-18¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. 14¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor. 15Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados. 16Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho. 17Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses. 18Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.”

Introducción:

¿Qué es la aflicción bíblicamente? Hace referencia a un profundo sentimiento de tristeza, pena, dolor o sufrimiento.

¿Qué personajes bíblicos padecieron aflicción? Elías

¿Qué hacer si está afligido?

1.- Haga Oración.

2 Corintios 1:5-10Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación. 6Pero si somos atribulados, es para vuestra consolación y salvación; o si somos consolados, es para vuestra consolación y salvación, la cual se opera en el sufrir las mismas aflicciones que nosotros también padecemos. 7Y nuestra esperanza respecto de vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, también lo sois en la consolación. 8Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida. 9Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos; 10el cual nos libró, y nos libra, y en quien esperamos que aún nos librará, de tan gran muerte;”

a) Las aflicciones nos ayudan a qué no confiemos en nosotros mismos sino sólo en Dios.

b) Las aflicciones sirven para perfeccionarnos. Hebreos 2:10

c) Las aflicciones nos sirven para purificarnos.

Isaías 48:10 “He aquí te he purificado, y no como a plata; te he escogido en horno de aflicción.”

d) Las aflicciones nos sirven para pedir la consolación y sanidad de Dios.

Éxodo 15:26 “y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.”

2.- Haga Oración Con Fe.

La oración de fe es cuando pedimos, confiando en las promesas de Dios.

1 Samuel 1:10-11 “Ella con amargura de alma oró a Jehová, y lloró abundantemente. 11E hizo voto, diciendo: Jehová de los ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva, y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza.”

Marcos 9: 23 “Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible.”

Marcos 11:22-24 Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. 23Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho. 24Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.”

Santiago 1:6-7Pero pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. 7No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.”

3.- Haga Oración, Sin Tener Algo En Su Corazón Contra Otro.

No hay respuestas favorables, si tenemos algo en contra de alguien, en especial, nuestro cónyuge.

1 Pedro 3:7 “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.”

Marcos 11:25 “Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas.”

“Arregla cuentas, pide perdón y perdona”

4.- Haga Oración Sabiendo Que Todos Somos Iguales Delante De Dios.

Santiago 5 17 “Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra por tres años y seis meses.”

Elías era un hombre como nosotros.

Lo que el Señor Jesucristo hizo, por nosotros haciéndose hombre, pero vivió sin pecado.

5.- Haga Oración De Acuerdo Con La Voluntad De Dios.

Mateo 25:37-44 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿Cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? 38¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? 39¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? 40Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. 41Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. 42Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; 43fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis. 44Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿Cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?”

Dios escuchará tus oraciones, pero la contestación favorable de la misma dependerá de la soberana voluntad de Dios, no nos atiende por categoría, sino porque todo lo pedimos, lo hacemos en el nombre del Señor Jesucristo.

Conclusión:

No pierdas el tiempo cuestionando el por qué estás pasando por la aflicción.

No busques ayuda humana, mejor clama al Todopoderoso, habla con Él, exponle tu sufrimiento, y confía con todo tu corazón, que de Él recibirás la consolación y de acuerdo con su voluntad, las peticiones de tu corazón serán concedidas.

Ponte a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code