El Proceso Del Pecado – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Santiago 1:12-15 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. 13Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; 14sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. 15Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.”

Introducción:

La gestación del pecado SIEMPRE se originará en el corazón del hombre, y el crecimiento de ese pecado, siempre seguirá un proceso para que finalmente ese pecado de fruto y como consecuencia cause la muerte espiritual.

Y lo contrastante de esto, es que la Biblia menciona que todo aquel que soporta la tentación, recibirá la corona de vida, es decir, aparte de la vida eterna, Dios derramará bendiciones siempre que el cristiano busque la manera de agradarle, por eso, es importante que el cristiano reconozca sus debilidades y tome sus precauciones.

Cada cristiano sabe qué es lo que le gusta a la carne, y ese deseo mermará la comunión con Dios, erróneamente algunos cristianos, dicen que Dios es el responsable de las tentaciones, sin embargo, la Biblia dice que Dios jamás podrá tentar al cristiano para hacerlo caer en pecado, sino que él mismo cristiano alimenta sus pensamientos a través de lo que ve, de lo que oye, de lo que toca, etc. y es seducido hasta que finalmente cae en pecado.

El pecado siempre sigue un proceso, y es importante conocerlo y pedir a Dios que aumente nuestro dominio propio dado por el Espíritu Santo, para que así el cristiano evite decidir pecar.

Proceso del pecado.

1.-“Apetito desordenado de placer”

2.-“Atracción” Enganche

3.-Seducción Entrampado- cautivado

4.-“Consumación”

Los sentidos del cuerpo deben ser encaminados a que glorifiquen a Dios, de lo contrario, los sentidos serán la puerta de entrada del pecado.

La Biblia nos cuenta del primer pecado de la historia, en donde Adán y Eva fueron los protagonistas de la trampa planeada por el diablo.

2 Corintios 11:1-3 Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo. 3Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.”

El maligno siempre querrá hacer dudar de los mandatos de Dios.

Si el cristiano hoy decide tomar la decisión de no pecar contra Dios, entonces debe entender que es indispensable que cuide sus sentidos.

1 Pedro 4:1-3a Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado, 2para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios. 3Baste ya el tiempo pasado…”

La concupiscencia siempre arrastrará al cristiano de pecar contra Dios.

2 Timoteo 3:6 “Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias.”

Todo cristiano no debe de olvidar cuál es el deseo de su carne, y entonces debe de concentrarse solamente en los deseos de Dios.

Tito 3:3 “Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros.”

La concupiscencia, es decir, el deseo desordenado del hombre, siempre lo someterá a una esclavitud carnal.

Romanos 6:12 “No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, de modo que lo obedezcáis en sus concupiscencias;”

El pecado no debe de reinar en el corazón del cristiano.

Romanos 1:21-24 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22Profesando ser sabios, se hicieron necios, 23y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. 24Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos”

1 Tesalonicenses 4:5 “No en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios;”

Por lo tanto:

A) El cristiano debe reconocer sus debilidades en cuanto a la carne.

B) Después debe determinar a poner un alto a su concupiscencia.

C) Y la estrategia usada será cuidar lo que oye, lo que ve, lo que palpa y lo que habla.

D) Seguramente tendrá que dejar amistades que lejos que le lleven a crecer en la fe del Señor Jesucristo, solo le ayudarán a incrementar su concupiscencia.

Evite amistades que le animarán a pecar.

E) Cuida tus sentidos.

Santiago 4:1-4 ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? 2Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. 3Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. 4!!Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.”

1 Juan 2:15-17 No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.”

Para reflexionar:

¿Cuál es tu deseo o tus deseos? Cuide sus sentidos, no deje que se extravíen.

Nútrase de la Palabra de Dios, la cual lo alejará del pecado o de lo contrario, el pecado lo alejará de la Palabra de Dios.

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code