El Propósito Del Cristiano En Este Mundo

Texto Bíblico:

Mateo 5:13-16 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. 14Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.”

Introducción:

El hombre siempre tendrá una mayor necesidad la cual es la necesidad del alma, más que el mismo alimento.

1.- El cristiano es la sal de la tierra

Mateo 5:13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.”

Juan 6:51 “Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo.”

Filipenses 1:27 “Solamente que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo, para que o sea que vaya a veros, o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio,”

Gálatas 1:6-8 Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.”

El cristianismo es la sal de la tierra, ¡difundiendo la esperanza del evangelio a todos los hombres!  Los creyentes fieles son una gran bendición al mundo porque a través de ellos, ¡el mundo se sazona con el mensaje de la vida eterna! No solamente somos llamados a enseñar el evangelio, sino a vivir vidas dignas del evangelio (Col. 1:10). ¿Estas salado con la gracia y bondad del evangelio? ¿Fluyen a través de ti las bendiciones del evangelio en lo que dices y haces? ¿Se ve que Cristo vive en ti? ¿Eres la sal de la tierra?

El mundo se corroe con la ignorancia y el pecado. Por esta razón, Cristo nos envía a sazonar el mundo a través de nuestra vida y enseñanza, con la sabiduría y gracia del evangelio, ¡para hacer aceptables a Dios a todos los creyentes fieles!

Cuida la sana doctrina ¡Se la sal de la tierra!

Mateo 5:13 “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.”

Lucas 14:34-35 Buena es la sal; mas si la sal se hiciere insípida, ¿con qué se sazonará? 35Ni para la tierra ni para el muladar es útil; la arrojan fuera. El que tiene oídos para oír, oiga.”

Pero debemos de tener claro que la sal se puede desvanecer.

La sal se desvanece cuando se mezcla con otros elementos, y lastimosamente muchos cristianos se han desvanecido porque se han mezclado con la mundanalidad.  

Jeremías 15:19 “Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.”

2.- El cristiano es la luz del mundo

Debe de notarse la diferencia entre un cristiano y un inconverso.

Mateo 5:14 “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.”

Mateo 7:21 “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.”

Juan 8:12 “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.”

La luz de Dios es la palabra por la cual él se revela y ella actúa como lámpara para mostrar el camino. Esta es la palabra del evangelio; porque somos portadores de la luz ya que somos portadores de la palabra de Jesús que es la luz, y debemos ser luz en medio de las tinieblas.

En otras palabras, la primera acción del cristiano que anda en luz es iluminar con el evangelio que brilla en él, podemos ser dadivosos y compasivos, pero nuestra luz no sólo es las bondades sociales, sino la palabra de Cristo en mi vida.

Todo cristiano tiene algo para dar a las personas, y ese algo no es social ni político, ese algo es la luz de Cristo, es el mensaje del evangelio del reino el cual es poder de Dios.

¿Estás siendo sal y luz en esta tierra?

Ponte a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code