La Necesidad de Renovar la Mente – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Efesios 4 :17-24 “Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón; 19los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza. 20Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, 21si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. 22En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, 23y renovaos en el espíritu de vuestra mente, 24y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.”

Introducción:

Dios hace el llamado a los cristianos de que ya no anden como los incrédulos ya que estos andan en la vanidad de su mente.

Todo cristiano lo primero que debe entender es que es un ser tripartito.

1 Tesalonicenses 5:23 “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.”

Es decir, tiene un cuerpo, un alma y un espíritu.

En esta ocasión, Dios quiere enfatizar que la mente de hombre es asiento de emociones o sentimientos, de la inteligencia y de su voluntad, de tal manera que es posible que aún el cristiano tenga una mente vana.

La mente siempre se alimentará a través de los sentidos, ellos llevan información auditiva o visual a la mente, y como consecuencia, influyen en ella, para tomar buenas o malas decisiones según la información que le hayan provisto. 

Así que, con base a sus debilidades pecaminosas o fortalezas espirituales que el cristiano tenga, las decisiones que este tome lo declararán. 

Difícilmente la concupiscencia del hombre puede ser ocultada, tarde o temprano se manifestará a través del pecado y este, ubica al hombre como un cristiano carnal o espiritual.

1 Corintios 2:14 “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.”

El hombre carnal tiene también una mente carnal.

Dios quiere que el cristiano no tenga la mente entenebrecida, porque esto originará que su corazón se endurezca.

Todo hombre natural permitirá que su mente reciba información sucia a través de las redes sociales y de los otros medios de comunicación, generalmente este tipo de hombres están ajenos de la vida de Dios y son ignorantes de la Palabra. por la dureza de su corazón.

2 Corintios 4:3-4 Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; 4en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.”

El dios de este siglo ciega el entendimiento de los incrédulos, para que no sean salvos.

Romanos 1:28 “Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;”

Y después de rechazar abiertamente el Evangelio, Dios los entrega a una mente reprobada.

Colosenses 2:18 “Nadie os prive de vuestro premio, afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal”

La mente vana se hincha de carnalidad

1 Timoteo 6:5 “disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.”

Y obviamente también tienen un corrupto entendimiento.

Por esta razón Dios manda a todo cristiano que no se adapte al pensamiento de este mundo, Dios desea que su mente y su entendimiento sea renovado a través de Su Palabra.

Romanos 12:2 “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.”

Dios nos ha dado de su Espíritu para que andemos conforme a su voluntad.

Romanos 8:1-13 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. 6Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. 7Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; 8y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. 9Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él. 10Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo en verdad está muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia.”

¿Qué debe de hacer para renovar su entendimiento?

1.- Llene su mente con la Palabra de Dios.

Salmos 1:2-3 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. 3Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.”

A. Lea diariamente la Biblia.

B. Memorice versículos.

C. Medite en ella.

D. Gócese en las promesas de Dios.

E. Permanezca en la Palabra de Dios.

Juan 8:31-32 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

2.- Preste atención a lo que él Espíritu Santo de Dios quiere decirle.

Romanos 8:5-6 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. 6Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.”

No contriste al Espíritu Santo, antes bien déjese guiar por Él.

3.- Piense en cosas dignas de alabanzas.

Filipenses 4:8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.”

Pida ayuda a Dios para que su mente piense de manera positiva, en virtuosas, deje de tener malos pensamientos.

4.- Poner la mirada en las cosas de Dios

Colosenses 3:2 “Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.”

Es muy fácil que el cristiano desvíe su mirada de Dios, cuando algún cristiano les falla, pero Dios quiere que su modelo a seguir sea el Señor Jesucristo.

¿Cómo está su mente?

Póngase a cuentas con Dios

Etiquetado: / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code