La Obediencia – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Mateo 21:28-32 Pero ¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo, ve hoy a trabajar en mi viña. 29Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después, arrepentido, fue. 30Y acercándose al otro, le dijo de la misma manera; y respondiendo él, dijo: Sí, señor, voy. Y no fue. 31¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre? Dijeron ellos: El primero. Jesús les dijo: De cierto os digo, que los publicanos y las rameras van delante de vosotros al reino de Dios. 32Porque vino a vosotros Juan en camino de justicia, y no le creísteis; pero los publicanos y las rameras le creyeron; y vosotros, viendo esto, no os arrepentisteis después para creerle.”

Introducción: 

El significado de la obediencia es la acción de acatar la voluntad de la persona que manda, de lo que establece una norma o de lo que ordena la ley.

La Biblia dice en 1 Pedro 1:2 “Elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo…” Que todo cristiano hijo de Dios tiene el Espíritu Santo que siempre le llevará a la obediencia.

Todos los hombres salvos por gracia, que ya pertenecen a la familia de Dios, deben de tener el vivo deseo de hacer su voluntad, es decir, de obedecerle.

Tipos de obediencia.

1.- Obediencia parcial o a medias.

1 Samuel 15:1-23 Y Jehová te envió en misión y dijo: Ve, destruye a los pecadores de Amalec, y hazles guerra hasta que los acabes. 19¿Por qué, pues, no has oído la voz de Jehová, sino que vuelto al botín has hecho lo malo ante los ojos de Jehová? 20Y Saúl respondió a Samuel: Antes bien he obedecido la voz de Jehová, y fui a la misión que Jehová me envió, y he traído a Agag rey de Amalec, y he destruido a los amalecitas. 21Mas el pueblo tomó del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová tu Dios en Gilgal. 22Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.”

El mundo influye para que el cristiano obedezca de manera parcial, Dios demanda una obediencia total y el cristiano debe estar dispuesto a obedecer.

Dios abomina la rebelión.

2.- Obediencia dilatada.

Mateo 21:28-30 Pero ¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo, ve hoy a trabajar en mi viña. 29Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después, arrepentido, fue. 30Y acercándose al otro, le dijo de la misma manera; y respondiendo él, dijo: Sí, señor, voy. Y no fue.”

La obediencia dilatada es cuando un cristiano no reconoce la autoridad o protestad del Todopoderoso que es quien le manda.

Lamentablemente muchos cristianos dicen obedecer a Dios, pero en su tiempo y a su manera.

3.- Obediencia inmediata que honre a Dios.

Génesis 22:1-3 Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. 2Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. 3Y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo.”

Dios nos enseña a través de su Palabra, que Abraham es un ejemplo de la obediencia inmediata y de lo que Él espera de cada cristiano.

A. Este tipo de obediencia se aprende, no es de la noche a la mañana.

Jeremías 35:13 “Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel: Ve y di a los varones de Judá, y a los moradores de Jerusalén: ¿No aprenderéis a obedecer mis palabras? dice Jehová.”

B. Tenemos que aprender a obedecer sin cuestionar y debemos hacerlo de manera inmediata

Romanos 5:19 “Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.”

C. El Señor Jesucristo nos dio el ejemplo de la obediencia perfecta.

Filipenses 2:5-8 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 8y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.”

El cristiano muchas veces pide que Dios le conteste sus oraciones, pero ante algún mandato de Dios, empieza a poner peros para obedecerle.

D. Toda desobediencia traerá consecuencias.

Por la desobediencia, del rey Saul, su reino fue cortado.

4.- ¿A quién tenemos que obedecer?

A. Primeramente, a Dios antes que a los hombres.

Hechos 4:18-19 Y llamándolos, les intimaron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús. 19Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios;”

Hechos 5:28-29 “Diciendo: ¿No os mandamos estrictamente que no enseñaseis en ese nombre? Y ahora habéis llenado a Jerusalén de vuestra doctrina, y queréis echar sobre nosotros la sangre de ese hombre. 29Respondiendo Pedro y los apóstoles, dijeron: Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres.”

Nunca será más importante la instrucción del hombre.

¿Cómo puedo escuchar las instrucciones de Dios?

Dios nos habla a través de su Palabra.

En el momento que lea su Biblia, Dios le indicará que cosas debe de cambiar porque Dios se lo hará saber.

B. Hay que obedecer a sus padres.

Efesios 6:1 “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo.”

C. Se debe obedecer al pastor.

Hebreos 13:17 “Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso.”

La autoridad del pastor Jamás estará por encima de los padres, aún cuando las instrucciones del pastor difieran de las de ellos.

D. Las casadas deben de obedecer a sus esposos.

Efesios 5:22 “Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;”

Las instrucciones y autoridad del esposo están por encima de las instrucciones de los padres y del pastor.

Pero la autoridad de Dios está por encima de todo.

1 Pedro 3:1 “Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,”

Sin embargo, la conducta o los hechos de la esposa, serán la evidencia que mostrará la obediencia que ella le tenga a Dios.

E. Obedecer a sus patrones.

Sea responsable, honesto puntual, no se queje, no murmuren ponga en alto el nombre del Señor Jesucristo.

Efesios 6:5 “Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo;”

F. Obedecer a las autoridades de la ciudad.

Romanos 13:1-2 “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.”

Para reflexionar:

La desobediencia siempre traerá consecuencias, y el desobediente debe reconocer su error, y aceptar la reprensión de Dios.

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code