La Vida Cristiana Se Mira Desde El Fin

Texto Bíblico:

Hebreos 10:38 Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere, no agradará a mi alma.”

Hebreos 11:1 “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”

Introducción:

La epístola a los Hebreos, es uno de los libros más importantes en el Nuevo Testamento ya que contiene algunas de las principales doctrinas de la fe cristiana, es a la vez un libro de una lógica infinita y de una gran belleza. El leerlo, es el respirar la atmósfera del cielo mismo. El estudiarlo, es participar de un alimento espiritual sólido; y el permanecer en sus enseñanzas es ser guiado de la inmadurez a la madurez en el conocimiento de la verdad cristiana y de Cristo mismo. Es continuar avanzando hacia la perfección.

El tema de la epístola a los Hebreos, el único libro en el Nuevo Testamento en el que nuestro Señor es presentado en Su posición como Sumo Sacerdote, es la gloria suprema de Cristo, el Hijo de Dios y el Hijo del Hombre”. Y debemos decir una vez más, amigo oyente, que esta es una declaración verdaderamente extraordinaria.

La carta a los Hebreos afirma claramente la verdad de una respuesta de fe que continúa. ¡La vida cristiana se mira desde el fin, no desde el comienzo! Esto no quiere implicar una salvación con base de obras, sino una confirmación orientada por obras. La fe es la evidencia, no el mecanismo (lo cual es gracia).

Los creyentes no se salvan por obras, sino para obras; Obras no son los medios de salvación, sino el resultado de salvación, una semejanza a Cristo, piadosa, fiel y diaria, no es algo que hacemos, sino quienes somos en Cristo.

Si no hay una vida de fe que cambió y que sigue cambiando, no podemos dar evidencia de nuestra salvación. Solamente Dios conoce el corazón y las circunstancias. La seguridad de la salvación tiene el propósito de ser el compañero en la vida de fe, de todo creyente.

La carta a los hebreos fue escrita para recordarles a estos cristianos que la salvación y la vida eterna vienen únicamente por medio de Cristo.

Filipenses 3:17 “Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros.”

Decídete a vivir una vida de fe, basada y confiada en Dios.

Etiquetado: / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code