Y La Sangre Os Será Por Señal

Texto Bíblico:

Éxodo 7:17-25 Así ha dicho Jehová: En esto conocerás que yo soy Jehová: he aquí, yo golpearé con la vara que tengo en mi mano el agua que está en el río, y se convertirá en sangre. 18Y los peces que hay en el río morirán, y hederá el río, y los egipcios tendrán asco de beber el agua del río. 19Y Jehová dijo a Moisés: Di a Aarón: Toma tu vara, y extiende tu mano sobre las aguas de Egipto, sobre sus ríos, sobre sus arroyos y sobre sus estanques, y sobre todos sus depósitos de aguas, para que se conviertan en sangre, y haya sangre por toda la región de Egipto, así en los vasos de madera como en los de piedra. 20Y Moisés y Aarón hicieron como Jehová lo mandó; y alzando la vara golpeó las aguas que había en el río, en presencia de Faraón y de sus siervos; y todas las aguas que había en el río se convirtieron en sangre. 21Asimismo los peces que había en el río murieron; y el río se corrompió, tanto que los egipcios no podían beber de él. Y hubo sangre por toda la tierra de Egipto. 22Y los hechiceros de Egipto hicieron lo mismo con sus encantamientos; y el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó; como Jehová lo había dicho. 23Y Faraón se volvió y fue a su casa, y no dio atención tampoco a esto. 24Y en todo Egipto hicieron pozos alrededor del río para beber, porque no podían beber de las aguas del río. 25Y se cumplieron siete días después que Jehová hirió el río.”

Introducción:

Las diez plagas en Egipto fueron mandadas por instrucción de Dios; Moisés y Aaron le advierten a Faraón que dejara ir a su pueblo al desierto para que le sirviera, pero Faraón se niega a dejar ir a Israel, aunque siempre puso objeciones y condiciones.

“Que sirvan aquí” “Solo que vayan los hombres” “Vayan todos, pero dejen sus ganados” Eso quiere decir que no atendió a Moisés y a Aarón, por lo tanto, envía sus plagas contra Egipto.

Las plagas iban en contra de las deidades del pueblo de Egipto, para poner en evidencia el falso poder de sus dioses.

1.- La plaga de convertir el agua en sangre.

Ridiculiza a Hapi dios del rio Nilo, los encantadores y magos pueden hacer lo mismo, pero no pudieron hacer que volviera el río a la normalidad.

Éxodo 7: 22 “Y los hechiceros de Egipto hicieron lo mismo con sus encantamientos; y el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó; como Jehová lo había dicho.”

2.- Segunda plaga: Las Ranas.

Pone en evidencia a la diosa Eket, esta deidad tenía cabeza de rana. Los encantadores también pudieron hacer aparecer ranas, pero no pudieron quitarlas.

3.- La plaga de los piojos.

Nuevamente Dios se burla de Guet dios de la tierra. Así sucesivamente Dios deshace la fama que estas deidades tenían con el pueblo de Egipto.

4.- Plaga de las moscas.

Huachit Dios de los insectos.

5.- Plaga de la peste del ganado

Ator, dios del ganado.

6.- Plaga de las ulceras.

Injoptec diosa de la medicina.

7.- Plaga del Granizo.

Set, dios de la tormenta y Nut diosa del cielo.

8.- Plaga de la langosta.

Nepri dios de la abungandia.

9.- Plaga de las tinieblas.

Contra Rah, dios del sol, que ídolo máximo.

Lamentablemente, en nuestros tiempos pasa lo mismo, el paganismo ha enseñado que hay un dios para cada necesidad.

El santo para: Las solteras, los casos imposibles, los músicos, protección de los animales, etc., etc. Sin embargo, estas plagas que Dios envió demuestran que el diablo actuando en los ídolos, tiene un poder limitado.

Esto se observa en la plaga de los piojos y del sarpullido, ya que los encantadores y adivinos de faraón, no pudieron evitar ver afectada su propia persona.

Éxodo 8:16-19 Entonces Jehová dijo a Moisés: Di a Aarón: Extiende tu vara y golpea el polvo de la tierra, para que se vuelva piojos por todo el país de Egipto. 17Y ellos lo hicieron así; y Aarón extendió su mano con su vara, y golpeó el polvo de la tierra, el cual se volvió piojos, así en los hombres como en las bestias; todo el polvo de la tierra se volvió piojos en todo el país de Egipto. 18Y los hechiceros hicieron así también, para sacar piojos con sus encantamientos; pero no pudieron. Y hubo piojos tanto en los hombres como en las bestias. 19Entonces los hechiceros dijeron a Faraón: Dedo de Dios es éste. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó, como Jehová lo había dicho.”

Éxodo 9:8-11 Y Jehová dijo a Moisés y a Aarón: Tomad puñados de ceniza de un horno, y la esparcirá Moisés hacia el cielo delante de Faraón; 9y vendrá a ser polvo sobre toda la tierra de Egipto, y producirá sarpullido con úlceras en los hombres y en las bestias, por todo el país de Egipto. 10Y tomaron ceniza del horno, y se pusieron delante de Faraón, y la esparció Moisés hacia el cielo; y hubo sarpullido que produjo úlceras tanto en los hombres como en las bestias. 11Y los hechiceros no podían estar delante de Moisés a causa del sarpullido, porque hubo sarpullido en los hechiceros y en todos los egipcios.”

Podemos preguntar: ¿Por qué no revirtieron las acciones esos encantadores?

Con base a esta pregunta, ahora te pregunto a ti:

¿A quiénes estás acudiendo para pedir ayuda cuando estás en necesidad ¿Estás confiando en tu profeta o tu falso apóstol?

Otro elemento para analizar, y es la petición que hizo faraón a Moisés, para que orara a Dios y quitara la plaga que en ese momento les oprimía.

Éxodo 8:8-10 Entonces Faraón llamó a Moisés y a Aarón, y les dijo: Orad a Jehová para que quite las ranas de mí y de mi pueblo, y dejaré ir a tu pueblo para que ofrezca sacrificios a Jehová. 9Y dijo Moisés a Faraón: Dígnate indicarme cuándo debo orar por ti, por tus siervos y por tu pueblo, para que las ranas sean quitadas de ti y de tus casas, y que solamente queden en el río. 10Y él dijo: Mañana. Y Moisés respondió: Se hará conforme a tu palabra, para que conozcas que no hay como Jehová nuestro Dios.”

¿Cuándo? Mañana.

¿Cuándo vas a dejar de posponer el servir a Dios? ¿Esperas que alguien más te ayude y si no lo haces entonces vas con Dios?

Eres necio cuando haces esperar a Dios.

En cada una de las plagas, el ídolo era puesto en evidencia ya que este, nunca pudo proteger a Egipto de las consecuencias de las plagas que Dios estaba mandando.

10.- La muerte de los primogénitos.

Éxodo 11:1-7 Jehová dijo a Moisés: Una plaga traeré aún sobre Faraón y sobre Egipto, después de la cual él os dejará ir de aquí; y seguramente os echará de aquí del todo. 2Habla ahora al pueblo, y que cada uno pida a su vecino, y cada una a su vecina, alhajas de plata y de oro. 3Y Jehová dio gracia al pueblo en los ojos de los egipcios. También Moisés era tenido por gran varón en la tierra de Egipto, a los ojos de los siervos de Faraón, y a los ojos del pueblo. 4Dijo, pues, Moisés: Jehová ha dicho así: A la medianoche yo saldré por en medio de Egipto, 5y morirá todo primogénito en tierra de Egipto, desde el primogénito de Faraón que se sienta en su trono, hasta el primogénito de la sierva que está tras el molino, y todo primogénito de las bestias. 6Y habrá gran clamor por toda la tierra de Egipto, cual nunca hubo, ni jamás habrá. 7Pero contra todos los hijos de Israel, desde el hombre hasta la bestia, ni un perro moverá su lengua, para que sepáis que Jehová hace diferencia entre los egipcios y los israelitas.”

Esta plaga era para derribar a Faraón mismo, ya que este rey era considerado como Dios y esa supuesta divinidad se heredaba a los hijos primogénitos, para perpetuar su poder y su deidad en la tierra. La diosa madre Isis, era también la diosa de la fertilidad y de los niños.

Este grave mal pudo ser detenido para el pueblo de Israel, la diferencia para el pueblo de Israel se efectuó a través de la pascua.

Éxodo 12:7-13 Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer. 8Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán. 9Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus entrañas. 10Ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana; y lo que quedare hasta la mañana, lo quemaréis en el fuego. 11Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová. 12Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo Jehová. 13Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.”

“Y la sangre os será por señal”

La plaga más grande del hombre es el pecado, el único antídoto es la sangre de nuestro Señor Jesucristo. La plaga mayor te mandará al infierno pero la sangre de Cristo será la señal en tu corazón.

Romanos 3:23 “Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios”

Romanos 5:8 “Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.”

Para reflexionar:

¿Estás preocupado por la plaga del coronavirus y no te preocupa la plaga del pecado que hay en tu corazón? ¿Estás ansiosa u ansioso esperando la vacuna y te rehúsas a aceptar la sangre de Cristo?

Estás a tiempo, no mientras vivas estás a tiempo de pedirle a Jesús que sea tu Salvador.

Y su sangre será la señal que el Padre verá y que, a causa de esa bendita sangre, podrás ir al cielo.

Ponte a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code