Mi Pueblo Fue Destruido Porque Le Faltó Conocimiento

Texto Bíblico:

Oseas 4:1-6Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra. 2Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden. 3Por lo cual se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella, con las bestias del campo y las aves del cielo; y aun los peces del mar morirán. 4Ciertamente hombre no contienda ni reprenda a hombre, porque tu pueblo es como los que resisten al  sacerdote.5Caerás por tanto en el día, y caerá también contigo el profeta de noche; y a tu madre destruiré. 6Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.”

Introducción:

CONSECUENCIAS POR DESECHAR LA PALABRA DE DIOS.

1.-Desechar la Palabra de Dios, es desechar al Salvador.

Juan 1:1 “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.”

1 Corintios 1:30 “Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;”

Jeremías 4:22 “Porque mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos ignorantes y no son entendidos; sabios para hacer el mal, pero hacer el bien no supieron.”

Isaías 1:3 “El buey conoce a su dueño, y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento.”

2.- Desechar la Palabra de Dios es traer maldición a nuestros hijos.

Oseas 4:6 “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.”

3.- Desechar la Palabra de Dios, es vivir en vanagloria.

Oseas 4:7 “Conforme a su grandeza, así pecaron contra mí; también yo cambiaré su honra en afrenta.”

Oseas 4:18 “Su bebida se corrompió; fornicaron sin cesar; sus príncipes amaron lo que avergüenza.”

Isaías 5:13 “Por tanto, mi pueblo fue llevado cautivo, porque no tuvo conocimiento; y su gloria pereció de hambre, y su multitud se secó de sed.”

4.- Desechar la Palabra de Dios es vivir en el error

Oseas 4:8; 4:12 “Del pecado de mi pueblo comen, y en su maldad levantan su alma.”

Jeremías 10:14-15 Todo hombre se embrutece, y le falta ciencia; se avergüenza de su ídolo todo fundidor, porque mentirosa es su obra de fundición, y no hay espíritu en ella. 15Vanidad son, obra vana; al tiempo de su castigo perecerán.”

5.- Desechar la Palabra de Dios es tener una vida estéril, sin fruto

Oseas 4:10 “Comerán, pero no se saciarán; fornicarán, mas no se multiplicarán, porque dejaron de servir a Jehová.”

6.- Desechar la Palabra de Dios es esperar el castigo.

Oseas 4:9; 4:14 “Y será el pueblo como el sacerdote; le castigaré por su conducta, y le pagaré conforme a sus obras.

Salmos 109:17 Amó la maldición, y ésta le sobrevino; Y no quiso la bendición, y ella se alejó de él.”

Hebreos 10:31 “!Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!”

Pará reflexionar:

Si estás desechando la Palabra de Dios, estás a tiempo de cambiar el futuro de tu alma.

Habla con el Señor.

Etiquetado: / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code