Sirviendo Dios Con Limpia Conciencia – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

2 Timoteo 1:1-6 Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, según la promesa de la vida que es en Cristo Jesús, 2a Timoteo, amado hijo: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y de Jesucristo nuestro Señor. 3Doy gracias a Dios, al cual sirvo desde mis mayores con limpia conciencia, de que sin cesar me acuerdo de ti en mis oraciones noche y día; 4deseando verte, al acordarme de tus lágrimas, para llenarme de gozo; 5trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también. 6Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.”

Introducción:

La conciencia es el conocimiento del bien y el mal que permite a la persona enjuiciar moralmente la realidad y los actos, especialmente los propios.

Es el sentido moral o ético propio de una persona; Es el conocimiento espontáneo de la realidad.

El apóstol Pablo sirvió con limpia conciencia, es decir, no hubo nada que estorbase su corazón, para hacerlo de la mejor manera, todo cristiano tiene la oportunidad de servir a Dios, así como Pablo.

La oportunidad de servir se da mientras se tenga vida y mientras se tenga fuerzas y mientras Dios nos permita hacerlo.

¿Cómo Puede Servir Con Limpia Conciencia?

1.- Se Tiene Que Servir Con Fe No Fingida.

2 Timoteo 1:5 “trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.” 2 Timoteo 9-10 “quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos, 10pero que ahora ha sido manifestada por la aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio,”

Sin fe es imposible agradar a Dios.

Hebreos 11:6 “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

Todo lo que haga en la obra debe de ser sólo para agradar única y exclusivamente a Dios.

2.- Sirve Con Avivamiento, Mostrando Fuego En Tu Corazón.

1 Timoteo 1:6 “de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería,”

El fuego del corazón de servir al Señor, se apaga por el contacto directo con el mundo, por los afanes de este siglo.

La carnalidad extingue el anhelo de servir al Todopoderoso.

3.- Sirve Sin Que Te Avergüences De Dar Testimonio Del Señor Jesucristo.

2 Timoteo 1:8 “Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios,”

Romanos 1:16 “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.”

Gana almas y en cualquier lugar que te encuentres, predica de la salvación, anuncia que Cristo es el Salvador del mundo, aunque te tachen de loco, no dejes de hablar que sólo en Cristo hay salvación.

1 Corintios 1:21 “Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.”

2 Timoteo 4:1 “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,”

4.- Participa De Las Aflicciones Por El Evangelio.

2 Timoteo 1:8 “Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios,”

Cada cristiano debe de estar dispuesto a pagar el precio por predicar el Evangelio y ese es el deseo que debe de tener cada cristiano, de tomar la cruz del Señor Jesús.

No importa que tengas que dar tu propia vida.

2 Timoteo 4:5 “Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.”

5.- Sirve A Dios, Reteniendo La Sana Doctrina.

2 Timoteo 1:13 “Retén la forma de las sanas palabras que de mí oíste, en la fe y amor que es en Cristo Jesús.”

2 Timoteo 3:1-5También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos. 3sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 4traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 5que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.”

Para Reflexionar:

¿Estás sirviendo a Dios? ¿Cómo estás sirviendo a Dios?

Ponte a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code