Tres Maneras De Argumentar Por Qué Seguir Practicando El Pecado – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Génesis 3:1-13 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? 2Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; 3pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. 4Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; 5sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. 6Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. 7Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. 8Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. 9Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? 10Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí..”

Introducción:

La humanidad ha sufrido a lo largo del tiempo, un gran deterioro moral, los valores o principios morales de hace 50 años, se han ido difuminando con la llegada de la tecnología, el hombre inconverso cada día muestra más su paganismo, el cual lo muestra con orgullo.

Hace 50 años, las mujeres inconversas conservaban el pudor en sus vidas y este hecho se hacía notorio en su manera de vestir, actualmente la gran mayoría de mujeres, ya no tienen pudor.

Lamentablemente también el cristiano ha ido modificando su forma de vivir, aunque no está aún en el nivel de los inconversos, no está interesado por vivir en santidad y hacer la voluntad de Dios.

Por esta razón, encontramos muchos cristianos, en cuanto a su comportamiento, que ni siquiera se acercan a los inconversos de hace como 50 años.

1 Corintios 4:5 “Así que, no juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.”

Es ahora muy normal, encontrar cristianos resbalados, poco comprometidos con Dios, que se muestran carnales espiritualmente y lo más triste es que siempre están dando argumentos para seguir ahí, hundidos en el pecado y sin esperanza de cambio.

A) Primer Argumento: Disfrazan El Pecado.

El pecado ahora lo llaman enfermedad.

Robo=Cleptomanía

Mentira=Mitomanía.

Ninfomanía=Deseo excesivo sexual.

1 Corintios 6:9-11 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.”

1 Juan 1:5-10Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. 6Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 7pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado. 8Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 10Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.”

Es necesario que el hombre reconozca que el Señor Jesucristo puede limpiar todo su pecado.

Y sólo a través de Él, el Espíritu Santo de Dios que mora en el corazón de los salvos, podrá ayudar a no practicar el pecado.

B) Segundo Argumento: Se Justifican Por Las Circunstancias.

Apocalipsis 21:8 “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.”

Generalmente el hombre incurre en alguno de estos pecados, pero siempre buscará una forma de justificar por qué lo hace.

Es muy triste que echen mano de la mentira para no aceptar su responsabilidad.

Génesis 25:29-34 Y guisó Jacob un potaje; y volviendo Esaú del campo, cansado, 30dijo a Jacob: Te ruego que me des a comer de ese guiso rojo, pues estoy muy cansado. Por tanto fue llamado su nombre Edom.[a] 31Y Jacob respondió: Véndeme en este día tu primogenitura. 32Entonces dijo Esaú: He aquí yo me voy a morir; ¿para qué, pues, me servirá la primogenitura? 33Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura. 34Entonces Jacob dio a Esaú pan y del guisado de las lentejas; y él comió y bebió, y se levantó y se fue. Así menospreció Esaú la primogenitura.”

Lamentablemente, muchos cristianos menosprecian las bendiciones de Dios al NO hacer Su voluntad.

C) Tercer Argumento: Culpará A Otro Eludiendo Su Propia Responsabilidad.

Génesis 3 :9-13Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? 10Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. 11Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? 12Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí 13Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.”

1 Juan 1:8 “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.”

Es necesario que el cristiano medite en la forma de como se ha venido manejando en cuanto a su pecado.

Todos pecamos, sin embargo, con la ayuda de Dios la práctica del mismo va disminuyendo día con día. Ese logro se obtiene cuando se reconoce delante de Dios que ha desobedecido.

Porque si sólo está disfrazando su pecado, o se justifica o culpa a otro por lo que hace, difícilmente se podrá vivir una vida victoriosa.

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code