Una Sola Ofrenda Hizo Perfectos A Los Santificados

Texto Bíblico:

Hebreos 10:11-14 Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; 12pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, 13de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; 14porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.”

¿Por qué no soy Adventista del séptimo día?

Historia.

El adventismo del séptimo día es un movimiento del siglo XIX que anticipó la inminente aparición (o el advenimiento) de Jesucristo. A los adventistas también se les llamó milleritas, porque su grupo fue fundado por William Miller, un falso profeta que predijo que Jesús retornaría en 1843 o 1844. Obviamente esto no sucedió y los milleritas se disolvieron completamente consternados.

Pero luego un par de seguidores de Miller afirmó tener visiones para explicar el error en la profecía. En lugar de venir a la tierra, Jesús había entrado en el templo celestial; ellos dijeron que Miller estaba en lo cierto después de todo, excepto que su profecía había tenido un cumplimiento espiritual en lugar de uno físico.

Uno de los videntes que cubrió a Miller fue Ellen G. Harmon de 17 años, quien tuvo su primera de 2.000 supuestas visiones en una reunión de oración poco después de la vergüenza de Miller. Con su visión, Ellen pronto se convirtió en un faro de esperanza para los desencantados milleritas.

Ella unió las fracciones adventistas y se convirtió en la guía espiritual de un nuevo grupo religioso. En 1846, se casó con James White, un pastor adventista. Pronto se convencieron de que la observancia del sábado era para todos los cristianos.

 En 1847, White tuvo otra visión, confirmando su creencia de que la observancia del sábado debía ser una doctrina básica. Las muchas visiones y escritos de Elena G. de White (ella era una prolífica escritora), formaron considerablemente la doctrina del adventismo del séptimo día.

Los adventistas del séptimo día consideran que Apocalipsis 19:10 es una referencia a los escritos de Elena G. de White.

 Elena G. de White escribió casi 10.000 páginas de material profético.

Otras visiones tratan con hábitos alimenticios saludables, que la señora White llamó “el evangelio de la salud” El adventismo del séptimo día impone restricciones sobre el consumo de carne de cerdo.

“El alimento de carne es perjudicial para la salud, y todo lo que afecta al cuerpo tiene un efecto correspondiente en la mente y el alma” 

Por lo tanto, usted puede decir que no es adventista por los siguientes puntos:

1.- No soy Adventista porque creo que la obra de salvación del Señor Jesucristo fue completa desde el momento que dijo: ¡consumado es!

Juan 19:30 “Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entregó el espíritu.”

Hebreos 10:11-14Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados; 12pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, 13de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; 14porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.”

2.- No soy Adventista porque creo que la salvación es por gracia y no por guardar el sábado.

Mateo 12:9-14 “Pasando de allí, vino a la sinagoga de ellos. 10Y he aquí había allí uno que tenía seca una mano; y preguntaron a Jesús, para poder acusarle: ¿Es lícito sanar en el día de reposo? 11El les dijo: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo, no le eche mano, y la levante? 12Pues ¿Cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo. 13Entonces dijo a aquel hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y le fue restaurada sana como la otra. 14Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para destruirle.”

El sábado jamás será más importante que Jesucristo.

Juan 7:22-23 Por cierto, Moisés os dio la circuncisión (no porque sea de Moisés, sino de los padres ; y en el día de reposo[a] circuncidáis al hombre. 23Si recibe el hombre la circuncisión en el día de reposo,[b] para que la ley de Moisés no sea quebrantada, ¿os enojáis conmigo porque en el día de reposo[c] sané completamente a un hombre?”

Juan 9:14-16 Y era día de reposo[a] cuando Jesús había hecho el lodo, y le había abierto los ojos. 15Volvieron, pues, a preguntarle también los fariseos cómo había recibido la vista. El les dijo: Me puso lodo sobre los ojos, y me lavé, y veo. 16Entonces algunos de los fariseos decían: Ese hombre no procede de Dios, porque no guarda el día de reposo.[b] Otros decían: ¿Cómo puede un hombre pecador hacer estas señales? Y había disensión entre ellos.”

3.- No soy Adventista porque creo que la salvación es por gracia y no por guardar la ley de Moisés.

El Señor Jesucristo fue el único que cumplió la ley.

Efesios 2:8-9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9no por obras, para que nadie se gloríe.”

Gálatas 3:13-14 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero, 14para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.”

La ley fue dada para los judíos y nosotros somos gentiles, así que no estamos bajo la ley.

El fin de la ley es Cristo.

Romanos 10:4 “Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree.”

El hombre es justificado por fe.

Romanos 3:28 “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.”

4.- No soy Adventista porque creo que TODA la Biblia es la palabra inspirada por Dios.

2 Timoteo 3:16-17 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, 17a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.”

No necesitamos libros inspirados por pseudoprofetas.

Ellos maximizan los escritos de Elena White y los anteponen como autoridad antes que la Biblia.

5.- No soy Adventista, porque creo que Jesucristo hizo expiación por todos mis pecados.

Una de las doctrinas satánicas de los adventistas, es creer que el diablo es el chivo expiatorio que llevó nuestros pecados.

La Biblia dice todo lo contrario.

1 Pedro 2:24 “Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.”

Conclusión:

¿Está leyendo su Biblia para defender su fe?

Tome decisiones de no escuchar doctrinas erróneas y dedíquese a escudriñar las escrituras.

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code