La Incredulidad – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Mateo 9:14-29 “Pasando Jesús de allí, le siguieron dos ciegos, dando voces y diciendo: !Ten misericordia de nosotros, Hijo de David! 28Y llegado a la casa, vinieron a él los ciegos; y Jesús les dijo: ¿Creéis que puedo hacer esto? Ellos dijeron: Sí, Señor. 29Entonces les tocó los ojos, diciendo: Conforme a vuestra fe os sea hecho.”

Introducción:

La incredulidad es la resistencia a creer una cosa, en otras palabras es la Falta de fe religiosa.

En este pasaje de la Biblia, podemos ver a un grupo de hombres, discípulos del Señor Jesucristo, que no pudieron sanar a un niño que tenía un espíritu inmundo, el padre de este niño los acusa delante del Señor Jesús y es Él quien logra sanar al muchachito y les reprocha durante la falta de fe a sus discípulos.

En este pasaje, Dios nos muestra que el diablo no tiene compasión ni de los niños, por lo tanto, Instruye al niño en el camino de Dios.

El diablo tiene interés sobre los niños, por esta razón, todo padre debe checar lo que oyen y lo que ven sus hijos, porque el diablo puede estar proveyendo de alimento dañino que en poco tiempo dará malos resultados para la vida de esos niños.

Si la Biblia dice al que cree todo le es posible, entonces lo contrario sería: Al que no cree todo le es imposible, por eso el cristiano es invitado a creer.

Consecuencias de la incredulidad.

1.-Te Aparta Del Dios Vivo.

Hebreos 3:12 “Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo;”

2.- A Muchos, Los Está Llevando Al Infierno.

Juan 3:36 “El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él.”

Juan 8:24 “Por eso os dije que moriréis en vuestros pecados; porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.”

2 Tesalonicenses 2:12 “A fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.”

3.- Impide Mirar Los Milagros De Dios.

Mateo 13:53-58 Aconteció que cuando terminó Jesús estas parábolas, se fue de allí. 54Y venido a su tierra, les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que se maravillaban, y decían: ¿De dónde tiene éste esta sabiduría y estos milagros? 55¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? 56¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas? 57Y se escandalizaban de él. Pero Jesús les dijo: No hay profeta sin honra, sino en su propia tierra y en su casa. 58Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos.”

Hebreos 3:19 “Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad.”

El primer milagro que no podrás ver, será la salvación de tu alma.

La incredulidad asombra a Dios.

Marcos 6:6 “Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos. Y recorría las aldeas de alrededor, enseñando.”

4.- La Incredulidad Es Reprochada Por Dios.

Marcos 16:14 “Finalmente se apareció a los once mismos, estando ellos sentados a la mesa, y les reprochó su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que le habían visto resucitado.”

La incredulidad está ligada a un corazón duro.

Juan 20:27-29 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 28Entonces Tomás respondió y le dijo: !!Señor mío, y Dios mío! 29Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.”

2 Corintios 6:14-15 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿Qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? 15¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?”

5.- La Incredulidad Se Manifiesta Porque No Provee Para Los Suyos.

1 Timoteo 5:8 “Porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.”

Marcos 9:24 “E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad.”

Si puedes CREER, al que cree todo le es POSIBLE.

Para Reflexionar:

Es necesario que el cristiano le pida ayuda a Dios, para eliminar por completo, cualquier indicio de incredulidad.

Haga una lista de todas las promesas de Dios y pregúntese si en verdad las cree.

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code