Rebeldes con Rebeldía Perpetua

Les dirás asimismo: Así ha dicho Jehová: El que cae, ¿no se levanta? El que se desvía, ¿no vuelve al camino? ¿Por qué es este pueblo de Jerusalén rebelde con rebeldía perpetua? Abrazaron el engaño, y no han querido volverse. Escuché y oí; no hablan rectamente, no hay hombre que se arrepienta de su mal, diciendo: ¿Qué he hecho? Cada cual se volvió a su propia carrera, como caballo que arremete con ímpetu a la batalla. Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el juicio de Jehová. ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley de Jehová está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas. Los sabios se avergonzaron, se espantaron y fueron consternados; he aquí que aborrecieron la palabra de Jehová; ¿y qué sabiduría tienen? Jeremías 8:4-9

Vamos a aprender a través de la Palabra de Dios y guiados por el Espíritu Santo cada uno de los pasos que sigue una persona para convertirse en un rebelde con rebeldía perpetua. Creo que aquí podemos encontrar la raíz de ese problema, la raíz de toda nuestra rebeldía. Aquí Dios nos está señalando el problema por el cual nosotros somos rebeldes.

Jeremías predicó desde el reinado de Josías. Durante el reinado de Josías en el pueblo de Judá hubo un breve avivamiento por causa de que habían encontrado la Palabra de Dios. Posteriormente vinieron otros reyes hasta llegar a Sedequías. Durante todos esos años Jeremías miró cómo de manera gradual el pueblo de Dios aumentaba su rebeldía contra Dios. Dios está diciendo en el versículo cinco: ¿Por qué es este pueblo de Jerusalén rebelde con rebeldía perpetua?

La cosa más natural que ocurre con cada uno de nosotros, cuando nos desviamos del camino, es precisamente, que queremos volver al lugar de donde nosotros nos desviamos. Lo que ocurre naturalmente con cada uno de nosotros es que cuando hemos caído, cuando hemos tropezado, hay un impulso en nosotros que nos hace ponernos de pie, que nos levanta. Pero cuando el pueblo de Israel andaba desviado, andando lejos de los caminos del Señor, cuando estaba caído y hundido en el lodo de su pecado, en lugar de que se volvieran al camino del Señor se obstinaron en su pecado y se volvieron más rebeldes en contra de Dios. De tal manera que Dios está haciendo un llamado a su pueblo y está diciendo ¡Pueblo mío, levántate! ¡Pueblo mío, vuelve al camino, no seas rebelde! Y Dios quiere usar esta porción de su Palabra para llamar también nuestra atención. Porque yo creo que en nuestras iglesias, por ejemplo, tenemos jóvenes que están viviendo en su pecado, jóvenes que están viviendo en rebeldía contra Dios, contra sus padres y aún contra su pastor. Y Dios quiere llamar nuestra atención a nosotros para decirnos ¡levántate, vuélvete, no sigas viviendo en rebeldía!

Yo creo que en nuestras iglesias tenemos padres caídos, padres rebeldes a Dios. Y por supuesto también este artículo será leído por algunos pastores que están viviendo en rebeldía contra Dios. Necesitamos escuchar lo que Dios quiere decirnos a través de este mensaje. ¿Por qué es este pueblo con rebeldía perpetua?

Lo primero que tenemos que entender es que un rebelde es aquel que se subleva o que falta a la obediencia debida. Un rebelde es en realidad un desobediente. Un rebelde es aquel que se opone con obstinación a todo lo que es autoridad, eso es un rebelde. Es el que se resiste a recibir órdenes y cumplirlas. Y la razón, hermanos, de tantos cristianos caídos y desanimados es precisamente su rebeldía. Rebeldes con rebeldía perpetua, dice Dios.

Y dice en el verso cinco: ¿Por qué es este pueblo de Jerusalén rebelde con rebeldía perpetua? E inmediatamente después de esta pregunta que Dios hace, Él mismo nos da la respuesta: Abrazaron el engaño. La palabra abrazar significa estrechar, significa adoptar o seguir. Dios nos está diciendo que el proceso de la rebeldía comienza cuando un hombre o una mujer abraza el engaño. Y para abrazar el engaño, primero debimos haber escuchado el engaño. Antes que una persona abrace el engaño, ya ha escuchado el engaño. Es por eso que el diablo está tan interesado en propagar sus mentiras, el diablo es el padre de mentira; cuando habla mentira, de suyo habla, nos dice la Palabra de Dios. Y el diablo ha procurado bombardearnos a como de lugar, a toda costa y con todos los vehículos de comunicación que tenemos hoy día para que precisamente nosotros escuchemos el engaño y así abracemos el engaño.

La raíz de la rebeldía está entonces en aquello que nosotros estamos escuchando, en aquello en que nosotros estamos poniendo atención, por eso es que la Biblia de manera clara nos enseña que las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.

Mire lo que dice 1Timoteo 4:1-2 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe escuchando — Dice: en los postreros tiempos, y ya estamos en esos días. Tiempos en los que tenemos tanta apostasía a nuestro alrededor. Y la apostasía ha llegado aun a nuestras iglesias Bautistas Independientes, pastores que se dicen Bautistas que están viviendo en apostasía por causa de que han escuchado ¿a quién?— a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios. Por eso nosotros debemos de cuidar lo que oímos, lo que vemos. Déjeme hacerle una pregunta: ¿Qué es lo que usted está escuchando? ¿Cuál es la información que usted está recibiendo? Porque usted, si es pastor, puede estar recibiendo palabras engañosas, palabras mentirosas. Esa es la razón por la cual debemos de deshacer todo tipo de alianzas con pastores carismáticos, con pastores mundanos, con pastores liberales; que en lugar de ser una bendición a nuestras vidas lo único que han provocado es que nosotros nos alejemos cada vez más de los principios vertidos en la Palabra de nuestro Dios.

Esa es la razón por la cual debemos cortar relaciones con Asociaciones, con Convenciones, con Alianzas Ministeriales, con amigos inconversos. Miremos otro ejemplo: Romanos 1:21-25 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

Aquí Dios señala que Dios le dio la oportunidad al hombre de conocerle. El hombre se volvió idólatra, en lugar de adorar a Dios adoraron a las imágenes de hombres, de cuadrúpedos, de animales. Y en el versículo veinticinco tenemos la clave, dice: Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira. Y hermanos, este es el asunto principal, toda clase de rebeldía se origina precisamente cuando ponemos atención a lo que el diablo quiere decirnos al oído. Recuerde usted allá en el huerto de Edén a Adán y Eva, ¿de dónde surgió su rebeldía? ¿No fue precisamente cuando Eva empezó a escuchar las palabras del diablo? El diablo estaba desvirtuando la Palabra de Dios. ¿No fue ese el momento cuando ella escuchó? y después…abrazó, ¿abrazó qué? el engaño. La rebeldía de ustedes, y mi rebeldía hacia Dios tiene origen en escuchar la mentira. Por esa razón, papá y mamá, es importante entender que lo que escuchan tus hijos los llevará a amar a Dios, o a rebelarse en contra de Dios. Y desgraciadamente, nosotros como cristianos cabezones no queremos entender que hay tantas cosas que el diablo está haciendo para propagar la mentira y nosotros permanecemos sin hacer nada, sin tomar medidas acerca de cosas que están afectando nuestro hogar, nuestros hijos, y a nosotros mismos. Nos han puesto rebeldes contra Dios. Te estoy diciendo, hermano, que de una vez por todas tienes que deshacerte de esa perversa televisión que tienes en casa. ¿Por qué? Porque la raíz de tu rebeldía, la raíz de la rebeldía de tus hijos, la raíz de la rebeldía de tu esposa es precisamente por tanta basura que ha llegado a través de la televisión, que tu familia y tú has escuchado y ahora han…abrazado. Ese es el problema.

Si un día, miraras que de las alcantarillas que están enfrente de tu casa salen aguas negras, y causan mal aspecto y dan mal olor, tú irías enojadísimo a las oficinas de gobierno para exigir que taparan esa alcantarilla inmediatamente. Dirías: Eso apesta allí, no quiero tenerlo en mi casa. Irías indignado a reclamar porque es algo que puede afectar la salud de tus hijos y de tu esposa y traer enfermedades. Pero muchos tienen un tubo de drenaje, que se llama televisión, como de veinte pulgadas, algunos de hasta de treinta pulgadas, y hasta de tamaño gigante de sesenta pulgadas, y han puesto ese tubo de drenaje en la sala de su casa. Ese ahora es el centro ceremonial de la casa y están dejando que el mundo esté vertiendo basura, suciedad; está vertiendo adulterio, fornicación; esté derramando malas palabras, y tú no haces nada por remediarlo hermano. La rebeldía de tu esposa es porque pasa tantas horas mirando esas tristes telenovelas. Y en lugar de reaccionar como la Palabra de Dios dice cuando tiene problemas contigo, ella piensa: “me voy a ir con otro”, porque eso es lo que recomienda la televisión. ¿De dónde viene su rebeldía? Es que ellos escucharon el engaño, y luego…lo abrazaron. Ese es todo el problema.

Tus hijos mirando esas caricaturas de Pókemon, de los Power Rangers, las Tortugas Ninjas, los Simpsons, Dragon-ball Z y toda clase de basura ¿sabes a qué les lleva tus hijitos? ¿Qué ejemplo puede tener de un payaso de color amarillo como los Simpsons? Una sola vez he visto esa porquería de caricatura, y en esa caricatura, el hijito terminó botado de risa allí en la sala de su casa, su padre terminó en la cárcel, su madre terminó en el hospital por las “travesuras” que el “nene” hizo. Tú lo sabes bien. Ay, hermano, es que tiene que verlo con una mente abierta. Tiene usted que fijarse que ese es humor negro. No, señor, esa es enseñanza de Satanás, para que un día esa palabras mentirosas hagan que tus hijos abracen el engaño. ¿Qué es lo que tu hijo hace después de mirar un programa de las Tortugas Ninja? ¿no es cierto que al primero que ve quiere patearlo? ¿No es cierto que anda tirando patadas como loco? ¿No es cierto que cualquier caricatura que entra en tu casa inmediatamente tus hijos empiezan a hablar y a imitar al personaje que ven? Porque escucharon el engaño y luego lo abrazaron.

Hermano, yo creo que una de las decisiones que tienes que tomar, es darte cuenta que te estás embruteciendo y que te estás haciendo más rebelde por causa de la televisión que tienes en tu casa. La televisión te calla, pues ya no hay conversación familiar. Lo único que hace falta en algunos de sus hogares es que le prendan una veladora a la “santa televisión”, porque es el lugar ceremonial, es el lugar de culto en la tarde y en la noche, donde la familia se reúne y le rinde culto. Y tú eres tan tonto, que ahora ya has comprado una televisión para el cuarto de tu hijo, has comprado una antena para-diabólica para que todos tengan señal de cable. Y tú mismo estás viendo pornografía, estás viendo adulterio y tus hijos también se están alimentando de todo lo que el mundo les está mandando.

Yo creo, hermanos, que una de las decisiones más sabias que yo he hecho en toda mi vida, después de aceptar a Cristo como mi Salvador personal, es cuando saqué la triste televisión de mi casa. Tu dices: Hermano, es que yo veo películas cristianas. ¿De verdad? ¿Le dirías eso a Dios? Porque te has acostumbrado a decir tantas mentiras que ya no te importa. ¿Es verdad que solo ves los noticieros? ¿Es verdad que cierras los ojos ante los comerciales de la cerveza donde sale una mujer desnuda? Hermano, es que veo las noticias. Pues en la Biblia están las buenas noticias. ¡Lee tu Biblia! En la televisión no hay una sola buena noticia. Mira, de los chismes uno se entera tarde o temprano, no tienes que ver la televisión para eso. ¿Qué buena noticia te puede dar la televisión? Ya lo sabes, subieron los impuestos. Que el ejército está dando protección a los narcos. Que los funcionarios que se robaron el dinero al llegar al país salieron libres. Que los ladrones que descubrieron finalmente, eran policías. ¿Esas son las noticias que tú quieres oír? En la medida que tú estés escuchando la mentira vas a terminar abrazando la mentira; y ahora mismo tú estás enojado porque estamos tocando una de las fibras más profundas arraigadas en tu corazón, la televisión. Y tú piensas que yo soy extremista, piensas que soy un radical, está bien, pero no preguntes el día de mañana cuando tus hijos sean unos rebeldes, con rebeldía perpetua.

Esa es la razón por la cual debes de cancelar la música mundana que tienes en tu hogar, esa música con doble sentido. ¿Qué en el mundo tiene que hacer esa música en tu hogar? Y dejas que tus hijos estén escuchando del homosexual de Ricky Martin, al Maná, a Talía, a Tatiana y todos esos homosexuales que andan cantando. ¿Qué tiene que hacer esa música en tu casa? Debes limpiar tu hogar de esas revistas de Vanidades, de Cosmopólitan, de Hombres de Mundo, TVNovelas, Novelas de Amor, Lágrimas y Risas, Historias de Hospitales, de Traileros, de Albañiles. Decide ahora que vas a sacar toda esa porquería de tu hogar. Papá, fájate los pantalones para prohibir que tus hijos jóvenes, que tú mantienes y que viven bajo tu techo, sigan escuchando y leyendo toda esa basura.

Otra cosa más, debes de cancelar tu cuenta en el video club, pues debería de darte vergüenza de ir a rentar una película de Holywood, si realmente tú eres cristiano. Es cierto que ya no vas al cine pero ahora has llevado el cine a tu casa. ¿Por qué es este pueblo rebelde con rebeldía perpetua? Número uno: Escucharon el engaño y enseguida, abrazaron el engaño.

Tercer cosa que sucede, mire en Jeremías 8:5-6, es publicar el engaño. En lugar de que salga la verdad de nuestra boca empieza a salir la mentira, ¿cuál mentira? La que escuchamos una y otra vez. La Biblia dice en Mateo 12:34-35 ¡Generación de víboras! Y esto es para esos hermanitos que están ofendidos cuando alguien levanta la voz. El Señor Jesús no está hablando suavecito, y yo no creo que cuando El Señor Jesús estaba diciendo ¡Generación de víboras! lo estaba haciendo con musiquita y suavecito. Algunos de ustedes están asustados por la predicación de un verdadero hombre, porque tal vez tu pastor no predica así. A lo mejor tu pastor usa camisas floreaditas y rositas entre semana, tiene su cabello largo y el domingo se pone una falda larga.

Pero entiende esto: Si tú has escuchado tanto el engaño, lo has abrazado, lo has atesorado en tu corazón, un día, va a salir por tu boca y lo vas a publicar, en lugar de que pongas como autoridad la bendita Palabra de Dios en tu vida, vas a hablar en referencia a lo que dijo fulano de tal. No hay mejor referencia que la Biblia, si lo dice aquí es verdad. A mí no me importa qué reverendo lo haya dicho. A mí no me importa qué doctor en ciencia, en filosofía lo haya dicho, si está en la Biblia es verdad. Si algo tienes que decirme usa como referencia la Biblia, porque algunos de ustedes en lugar de conversar haciendo referencia a lo que la Palabra de Dios dice, usan como referencia la televisión: Es que yo lo oí en la tele. Es que lo dijo la cretina de Cristina. Es que unos expertos que vi en la tele lo dijeron.

Déjame preguntarte algo: ¿Cuál es la conversación recurrente que tú usas en donde trabajas? ¿Alrededor de qué gira la mayoría de tus conversaciones con tus compañeros de trabajo? ¿Alrededor de qué giran las conversaciones en tu hogar? ¿Del fútbol? ¿En qué va a terminar “Bety la fea”? A ti no te importa la Segunda Venida de Cristo, a ti te importa “Bety la fea”. Y ese es tu tipo de conversación, ¿y sabes por qué? porque has escuchado tanto el engaño, has abrazado el engaño y ahora lo publicas. El diablo te está usando para que seas un medio de difusión de su porquería, de su basura, de su engaño, de su mentira. Por eso es que debemos de cuidar ¿qué es lo que estamos escuchando y qué es lo que está entrando por nuestros ojos?

Cuarto paso. Dice la Biblia en Jeremías 8:6 Escuché y oí; no hablan rectamente, no hay hombre que se arrepienta de su mal, diciendo: ¿Qué he hecho? Cada cual se volvió a su propia carrera, como caballo que arremete con ímpetu a la batalla. El ejemplo que Dios nos está dando aquí es el de un caballo de batalla. Los caballos de batalla eran muy especiales, porque aun cuando veían venir las flechas, cuando veían venir las lanzas, cuando veían venir el peligro frente a ellos en lugar de detenerse seguían avanzando sin entender realmente que eso era contra su vida. La cuarta cosa que sucede con alguien que escucha el engaño, que abraza el engaño, que publica el engaño es que no quiere arrepentirse. El Señor dice no tienen arrepentimiento, y el arrepentimiento significa básicamente un cambio de mente, que va a producir un cambio de dirección, de actividad, de actitud. Por eso está hablando de estos caballos que saben que allí viene el peligro, que allí viene el mal, y tú no quieres arrepentirte aún sabiendo que allí viene el mal y que es contra tu vida, que estás en contra de Dios, que te has rebelado en contra de Él y en lugar de hacer un alto en tu camino y dar media vuelta para volverte a Dios sigues en tu rebeldía y en tu obstinación, a pesar de que sabes que con Dios no se juega, que nadie a peleado contra Dios y ha salido victorioso. Dice el versículo seis: Cada cual se volvió a su propia carrera. Son sabios en su propia opinión. Un rebelde cambia por completo las cosas, a lo bueno le llaman malo, a lo malo le llaman bueno. Le llaman bueno ir a la discoteca, le llaman bueno ir a la parranda, a alcoholizarse a la cantina, le llaman bueno vivir en adulterio o en fornicación. Le llaman bueno a las mujeres vistiendo a la moda, aunque la moda sea una minifalda en donde esté enseñando sus muslos, aunque su vestimenta sea como la de una ramera con vestidos trasparentes o con vestidos largos, largos pero con aberturas altas. ¿Será cierto, hermanita, que tu manera de vestir la tomaste de la Biblia? Porque mi Biblia dice que las mujeres deben de vestir con pudor y modestia. Pero lo que has hecho es que has escuchado el engaño, abrazaste el engaño, ahora andas publicando el engaño porque te vistes con faldas apretadas con las que muestras tus formas y hasta has impuesto esa moda entre las hermanas de la iglesia. O esos vestidos escotados, o esas blusitas que cada vez que te paras o te levantas enseñas el ombligo con la mugre que tienes. ¿De dónde vino eso? ¿De dónde ha salido la rebeldía que tienes en tu manera de vestir? ¿Por qué razón es que no quieres vestirte decentemente? ¿Por qué es que no tienes arrepentimiento? Te voy a decir porqué, porque escuchaste el engaño, abrazaste el engaño y ahora eres un medio de difusión que el diablo está usando en la iglesia para difundir la mentira.

Déjame preguntarte ¿está en venta tu cuerpo como mercancía? Porque si está en venta la mercancía, estás en un lugar equivocado. Si tú eres una cristiana debes de vestir como la Biblia dice. Y lo único que has hecho es abandonar la verdad. Y lo más triste mi hermano, es que hay hombres, ¿hombres? perdón por la palabra “hombres”. ¿Qué palabra usaré? Hummm… hombrecitos, que tienen a sus esposas vistiendo con pantalones, y no tienen la capacidad hormonal para decirle a su esposa “te quitas eso o no sales a la calle.” Hay pastores con sus esposas vistiendo en pantalones. —Hermano, es que mi esposa se ve linda con pantalones.— Pues, métela al concurso de belleza de una vez, adminístrala completamente, sácale provecho, hermanito.

La Palabra es la verdad, Dios no ha cambiado la moda en su Libro. Algunas de ustedes, hermanas, que van a la playa, no se atreverían a venir en su simple brasier aquí en la iglesia, y en un pedacito de trapo que se ponen aquí abajo y pasar al frente, solo porque no hay agua en un lugar por aquí cerca. La moda de Dios no ha cambiado; si hace calor, es pudor y modestia, dice la Biblia. Si hace frío, es pudor y modestia. Si vivimos cerca de la playa, es pudor y modestia, eso es lo que dice Dios, pero el diablo ha cambiado la verdad en mentira, has abrazado el engaño, y ahora lo empiezas a difundir. Eres promotor del engaño. Y lo peor de todo es que no quieres arrepentirte. Y sabes que estás en contra de Dios, y que el peligro viene, y así como los caballos que arremeten con ímpetu en la batalla así estás tú, como caballos desbocados que no quieren acercarse al freno que Dios quiere ponerte.

Número cinco. Miren el versículo siete: Aun la cigüeña en el cielo conoce su tiempo, y la tórtola y la grulla y la golondrina guardan el tiempo de su venida; pero mi pueblo no conoce el juicio de Jehová. El Señor está diciendo aquí son ignorantes del tiempo en que están viviendo. Y Dios nos quiere avergonzar aquí haciéndonos ver que hay animalitos que no tienen autoridad y sin embargo saben y conocen el tiempo en que les tocó vivir; en nuestro país tenemos la mariposa monarca, una mariposa grande y de bellos colores. Cada año estas mariposas vienen desde el Canadá, por millones, al mismo lugar, al estado de Michoacán. Conocen el tiempo cuando ha pasado el frío y comienzan a emigrar de regreso, son animalitos pequeños pero saben eso muy bien, pero aquí está hablando a cristianos, que viven con la mente embotada, que no se dan cuenta que están gastando el tiempo inútilmente fuera de la voluntad de Dios. Hermano, date cuenta que la segunda venida del Señor está muy cerca. Y no olvides que vas a tener que dar cuentas delante del Dios del cielo, y si eres salvo de toda maneras vas a dar cuentas: Todos nosotros, dice la Biblia, compareceremos ante el tribunal de Cristo. Si eres salvo, vas a ser juzgado por las obras que tú hiciste. Y hermanos, la venida del Señor está tan cerca, y yo no sé si tú te has dado cuenta pero las cosas que el Señor Jesucristo anunció como señales antes de su venida están ocurriendo en nuestros días. ¿Por qué no tomar la oportunidad que tenemos hoy día de entender que nos ha tocado estar lo más cerca de la venida del Señor? Nunca antes las generaciones de cristianos en el pasado habían estado tan cerca de la segunda venida del Señor Jesucristo como nosotros ahora. Estamos viviendo un tiempo de maravillosa oportunidad en donde yo creo, hermanos, de todo corazón que es tan cerca la segunda venida de Cristo que nos va a tocar a nosotros. Entonces ¿por qué desperdiciamos tanto tiempo? Ignorantes del tiempo en que viven, ¡cuánta rebeldía! Escucharon el engaño, abrazaron el engaño, publicaron el engaño, no quieren arrepentirse, y luego dice Dios son ignorantes del tiempo en que viven.

Y por último, dice la Biblia en el versículo nueve: Los sabios se avergonzaron, se espantaron y fueron consternados; he aquí que aborrecieron la palabra de Jehová. Aborrecieron la Palabra de ¿quién? De Jehová. ¿Sabes cómo termina un rebelde? Termina aborreciendo la Palabra de Jehová. ¿Dónde empezó todo? Aquí: Escucharon el engaño, abrazaron el engaño, publicaron el engaño, no quisieron arrepentirse, gastaron su tiempo inútilmente y al final terminaron aborreciendo la Palabra de Dios. Mira lo que dice Jeremías 44:16-17 La palabra que nos has hablado en nombre de Jehová” —como algunos de ustedes dicen dentro de sí “la palabra que nos ha hablado el hermano, no la oiremos”. Ellos también dijeron:— No la oiremos de ti; sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra boca, para ofrecer incienso a la reina del cielo, derramándoles libaciones, como hemos hecho nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros príncipes, en las ciudades de Judá y en las plazas de Jerusalén, y tuvimos abundancia de pan, y estuvimos alegres, y no vimos mal alguno. ¿No vieron mal alguno? Terminaron aborreciéndola, rechazando por completo la Palabra de Dios, diciendo: no, a nosotros nos iba mejor cuando ni leíamos la Biblia. La Palabra que nos has hablado, sabemos que es de Jehová pero no la vamos a oír de ti. Quisieron quedarse con su virgencita, quisieron quedarse con sus tradiciones, quisieron quedarse con la mugre de su pecado, quisieron quedarse con su rebeldía, por eso Dios dice: ¿Por qué es este pueblo rebelde con rebeldía perpetua? Y Dios responde, escucharon el engaño, abrazaron el engaño, publicaron el engaño, no quisieron arrepentirse, no quisieron el tiempo que les tocó vivir.

Tienes una sola vida para que la puedas vivir para Dios. No puedes echar a perder tu vida, hermano, no puedes echar a perder tu hogar, y después recapacitar y regresar el tiempo atrás, tener un nuevo inicio, y ahora sí, andar en los caminos del Señor. Date cuenta el tiempo maravilloso en que te tocó vivir, date cuenta de cuánta misericordia ha tenido de ti que te ha dado oportunidad de conocerle y conocer su Palabra. ¿Por qué no te arrepientes? ¿Por qué no en este momento en lugar de que termines aborreciendo la Palabra de Dios, le dices, Señor, yo voy a amar este Libro, voy a leer más este Libro, voy a atender lo que dice este Libro, y voy cancelar toda esa porquería que me está llegando del mundo, voy a limpiar mi hogar, me voy a humillar, voy a dejar la rebeldía y voy a vivir para Dios? Amén.

5 comments

  1. Daniel Gimenez

    Gracia yPaz amado hermano
    Gracias a Dios por su Palabra,por la Sana Doctrina y Por sus fieles Atalayas que ,en estos tiempos apostatas,continuan haciendo sonar las trompetas de advertencias.
    “Ciertamente vengo en breve.”
    Amen,si,ven,Señor Jesus.
    La Gracia sea contigo.Amen

  2. Samuel Gallegos

    Hermano deseo preguntarte algo sobre una situación que estoy viviendo, pero es algo muy personal,me gustaria se pusiera en contacto para que me diera consejo biblico, saludos y Dios le bendiga.

  3. Samuel Gallegos

    Gracias por la palabra.

  4. Maranatha!!!!!!

    ————————
    ???? ??; tha ‘marana’
    ……………………………
    ??? ???; Maran ‘atha’

    La misericordia y gracia de Dios te acompañe. Gracias a Dios por estas palabras. Andemos de santificacion en santificacion, pues la obra que Él( Dios) empezó en nosotros por e l Espiritu santo la acabarará, …… Saludos a todos mis hermanos , nos vemos en el reino de nuestro padre!
    ANABELLA

  5. more yojanan ben peretz

    que bueno hermanos todo se esta restarando
    en este tiempo profetico de avivamiento mundial , las almas estan viniendo de a montones , con los profetas que Dios nos mando 12 Estudios Bíblicos perceptiva hebrea
    GÉNESIS
    Doce exhaustivos estudios de la palabra
    aqui querido lector comprenderás la palabra
    desde la perceptiva hebrea , 10 estudios bíblicos
    a lo largo del año nosotros los hebreos así como lo es
    el mesias dividimos las escrituras , los 5 libros de moisés en 54
    porciones que estudiamos todos los dias de shabat ,el séptimo dia
    asi cada año lo hacemos , esto lo instituyo el Sacerdote ezra cuando el segundo templo y desde ese momento asi estudiamos las escrituras , es un muy buen método para memorizar las escrituras
    el mismo yeshua lo hizo cuando dicen las escrituras …
    escuchamos a los prfetas biblicos

Leave a Reply

CAPTCHA *