¿Cómo Mantener Nuestro Ánimo En La Obra Del Señor?

Texto Bíblico:

Nehemías 4:1-9 “Cuando oyó Sanbalat que nosotros edificábamos el muro, se enojó y se enfureció en gran manera, e hizo escarnio de los judíos. 2Y habló delante de sus hermanos y del ejército de Samaria, y dijo: ¿Qué hacen estos débiles judíos? ¿Se les permitirá volver a ofrecer sus sacrificios? ¿Acabarán en un día? ¿Resucitarán de los montones del polvo las piedras que fueron quemadas? Y estaba junto a él Tobías amonita, el cual dijo: Lo que ellos edifican del muro de piedra, si subiere una zorra lo derribará. 4Oye, oh Dios nuestro, que somos objeto de su menosprecio, y vuelve el baldón de ellos sobre su cabeza, y entrégalos por despojo en la tierra de su cautiverio. 5No cubras su iniquidad, ni su pecado sea borrado delante de ti, porque se airaron contra los que edificaban. 6Edificamos, pues, el muro, y toda la muralla fue terminada hasta la mitad de su altura, porque el pueblo tuvo ánimo para trabajar. 7Pero aconteció que oyendo Sanbalat y Tobías, y los árabes, los amonitas y los de Asdod, que los muros de Jerusalén eran reparados, porque ya los portillos comenzaban a ser cerrados, se encolerizaron mucho; 8y conspiraron todos a una para venir a atacar a Jerusalén y hacerle daño. 9Entonces oramos a nuestro Dios, y por causa de ellos pusimos guarda contra ellos de día y de noche.”

Introducción:

Nehemías fue llamado a restaurar el reino de Dios (Israel), en medio de un ambiente de respaldo parcialmente hostil y parcialmente solidario.

Los lugares de trabajo actuales también son parcialmente hostiles y solidarios al trabajo de Dios, lo que nos hace comprender cómo nuestro ánimo puede contribuir a la realización del trabajo en toda obra o servicio a Dios.

¿Cómo mantenernos animados en la obra de Dios en medio de un ambiente hostil?

El hacer o trabajar en la Obra de Dios, siempre se encontrará con todo tipo de oposición.

1.- Identificar al enemigo

Efesios 6:12 “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.”

El cristiano debe entender que el principal opositor, es el mismo diablo. Así que no se enoje con las personas, piense que el diablo es quien está orquestando un plan para hacer caer al cristiano.

2.- Echar mano de la oración

Nehemías 4:4 “Oye, oh Dios nuestro, que somos objeto de su menosprecio, y vuelve el baldón de ellos sobre su cabeza, y entrégalos por despojo en la tierra de su cautiverio.”

Jeremías 33:3 “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”

La oración muestra una dependencia total a Dios y determina el carácter del cristiano frente a las promesas de Dios.

La oración te evita escuchar las palabras de desánimo que el enemigo verterá frente a tus oídos.

3.- Evitar escuchar comentarios negativos

Nehemías 4:10 “Y dijo Judá: Las fuerzas de los acarreadores se han debilitado, y el escombro es mucho, y no podemos edificar el muro.”

No ponga su mirada en los escombros, fije su mirada en lo construido.

4.- No dejar de reunirse en la iglesia.

Nehemías 4:19-20 Y dije a los nobles, y a los oficiales y al resto del pueblo: La obra es grande y extensa, y nosotros estamos apartados en el muro, lejos unos de otros. 20En el lugar donde oyereis el sonido de la trompeta, reuníos allí con nosotros; nuestro Dios peleará por nosotros.”

Salmos 133:1-3 Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! 2Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; 3Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.”

5.- Entender que Dios peleará por nosotros

Nehemías 4:20 “En el lugar donde oyereis el sonido de la trompeta, reuníos allí con nosotros; nuestro Dios peleará por nosotros.”

Para reflexionar:

El ánimo es como el fuego, con una sola chispa se enciende un gran fuego. El ánimo es contagioso, busque a cristianos animados para que puedan hacer un gran frente en común.

Ese ánimo en conjunto permitirá que no desista en la labor que ha decidido hacer dentro del servicio a Dios. El ánimo hará que todo cristiano se mantenga esperanzado a pesar de los obstáculos que se presenten. ¿Acaso estás siendo como Tobías o Sambalat?

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code