Por Haberse Multiplicado La Maldad, El Amor De Muchos Se Enfriará

Texto Bíblico:

Mateo 24:3-14 Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿Cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo? 4Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. 5Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. 6Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. 7Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. 8Y todo esto será principio de dolores. 9Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. 10Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán. 11Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; 12y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará. 13Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo. 14Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.”

Introducción:

La presión de la maldad desenfrenada, la dificultad de las circunstancias e incluso el “estrés” de nuestro “moderno estilo de vida” producen un ambiente tan sobrecargado de problemas y dificultades y que la mayoría de la gente hace caso OMISO de caminar en el AMOR de DIOS.

1.- La multiplicación de la maldad es producto del engaño.

Apocalipsis 12:9 “Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.”

2.- El diablo usará el temor para engañarnos.

1 Juan 4:18 “En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.”

3.- El diablo usará las riquezas para engañarnos.

Mateo 13:22 “El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa.”

1 Timoteo 5:10 “Que tenga testimonio de buenas obras; si ha criado hijos; si ha practicado la hospitalidad; si ha lavado los pies de los santos; si ha socorrido a los afligidos; si ha practicado toda buena obra.”

4.- El diablo usará cualquier pecado para endurecer el corazón y engañarnos.

Hebreos 3:12-13 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.”

5.- El diablo usará nuestro orgullo para engañarnos.

El que se cree siendo nada.

Gálatas 6:3-5 Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña. 4Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro; 5porque cada uno llevará su propia carga.”

Santiago 1:22 “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.”

A) Lo único que puede parar y eliminar la MALDAD, es el AMOR.

El amor de Dios.

1 Juan 5:3 “Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.”

2 Juan 1:6 “Y este es el amor, que andemos según sus mandamientos. Este es el mandamiento: que andéis en amor, como vosotros habéis oído desde el principio.”

Cuando nosotros obedecemos sus mandamientos y andamos en amor, nosotros somos motivados a predicar el Evangelio.

B) Debemos predicar del amor de Cristo, para que la maldad disminuya.

2 Corintios 5:14-15 Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; 15y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.”

2 Corintios 8:9 “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.”

Para reflexionar:

Tenemos que negarnos a nosotros mismos y rehusar que nuestro amor se enfrié. Despierte el amor en su vida.

“Gane almas” Cuide su vida espiritual, no deje de asistir a la Iglesia, de orar.

Buscar a Dios es algo que no se puede cambiar en la vida; sin Dios no somos nada, dice su palabra: “Separados de mí, nada podéis hacer”

Juan 15:5 “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.”

Despierte ese primer amor cuando conoció al Señor por primera vez.

“PREDIQUE DE ESE AMOR QUE LE SALVÓ”

Hábleles del Salvador, cuénteles de la vida eterna, la cual está al alcance de todos. No se ENFRIE, ame a su cónyuge, su familia, amigos, vecinos y compañeros de trabajo. Extienda su mano a otros que están sufriendo o pasando necesidades, ore por la gente y pida a Dios que no permita el ataque del enemigo.

Aléjese de chisme, habladurías, desanimo y pesimismo, si no está ganando almas, sino está predicando el Evangelio, sepa que se está enfriando.

Pida perdón a Dios y tome decisiones.

Etiquetado: / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code