Cinco Problemas Que Destruyen El Matrimonio

Texto Bíblico:

1 Timoteo 6:6-11 Pero gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 11Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre.”

Introducción: 

Hay varias razones que pueden afectar el matrimonio, al menos se mencionarán cinco.

1.- Dinero o finanzas.

1 Timoteo 6:8-10Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. 9Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.”

Insatisfacción por lo que gana el esposo.

Mujeres exigiendo más de lo que el esposo puede proveer, queriendo trabajar, aunque el esposo esté supliendo lo suficiente.

La sujeción de la mujer se desmorona por la tentación que produce el dinero.

Maridos irresponsables que no trabajan y quieren ser mantenidos por la esposa, argumentando falta de trabajo o enfermedades que no padecen

1 Timoteo 5:8 “porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.”

Si la mujer trabaja muchas veces vuelve irresponsable al marido, aprenda a ser agradecida por todo lo que Dios le provee a través de su esposo.

1 Samuel 2:7Jehová empobrece, y él enriquece; Abate, y enaltece.”

La Biblia dice raíz y eso quiere decir origen.

Efesios 5:29 “Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,”

La sustenta y la cuida.

2.- Falta de perdón.

Mateo 6:12 “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.”

La oración modelo.

Mateo 18:21-22 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿Cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? 22Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.”

Efesios 4:32 “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.”

Lo que el Señor Jesús más hace con su esposa la Iglesia es: perdonar; si no hay perdón se rompe la comunicación y la relación conyugal.

Hay matrimonios que van a las venganzas. “Tú me lo hiciste, ahora va la mía.”

Si no perdonas cosas pequeñas, esto se volverá grande con el tiempo, como una bola de nieve.

Efesios 4:25-27 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros. 26Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, 27ni deis lugar al diablo.”

Hay esposas que no han perdonado cosas AÑEJAS ¡No hay relación sincera si no hay perdón!

El perdón restaura la comunicación. Propóngase a perdonar las faltas futuras de su esposo(a)

3.- Falta de Comunicación.

Aprenda a alentar a su esposo en el fracaso, acepte sus fallas sin decirle: “te lo dije”

Muestre aprecio por los pequeños detalles que su esposo tiene con usted y concéntrese en las cualidades positivas de su esposa.

4.- Suegros.

Génesis 2:24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.”

Mateo 19:4-6Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, 5y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne? 6Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre.”

Efesios 5:31 “Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.”

Es fácil pensar que por ser hijo y haber vivido tanto tiempo con papi y mami, que en el matrimonio será igual.

La Biblia dice que no debe haber más dependencia: Física, Moral, Emocional y Espiritual

Los problemas del matrimonio se resuelven por los dos.

Hay hermanitas que dicen: ¡Primero conocí madre y después hombre! ¡Me voy con mi mamá! Y la madre alcahueta dice: ¡Vente hija!

¿Necesita consejo? Tienes: La Biblia, el pastor, Hermanos y hermanas espirituales.

5.- Disciplina de los hijos.

Proverbios 29:17 Corrige a tu hijo, y te dará descanso, Y dará alegría a tu alma.”

Echarse la culpa de la disciplina de los hijos. Y ninguno quiere tomar su responsabilidad o el encubrimiento de acciones por parte de alguno de los padres. Al final saldrán dañados los hijos.

Usted debe inculcar en sus hijos lealtad para su padre, la disciplina es para prevenir males mayores.

2 Timoteo 3:14-15 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; 15y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.”

Proverbios 23:13-14 “No rehúses corregir al muchacho; Porque si lo castigas con vara, no morirá. 14Lo castigarás con vara, Y librarás su alma del Seol.”

Un hijo sin disciplina.

Efesios 6:4 “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.”

Para reflexionar:

¿está batallando en su matrimonio? ¿Tiene algunas de estas características?

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code