¿Cómo Tener Un Corazón Compasivo? – Pastor Gabriel Billar Facundo

Texto Bíblico:

Mateo 15:32-39 Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que desmayen en el camino. 33Entonces sus discípulos le dijeron: ¿De dónde tenemos nosotros tantos panes en el desierto, para saciar a una multitud tan grande? 34Jesús les dijo: ¿Cuántos panes tenéis? Y ellos dijeron: Siete, y unos pocos pececillos. 35Y mandó a la multitud que se recostase en tierra. 36Y tomando los siete panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud. 37Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, siete canastas llenas. 38Y eran los que habían comido, cuatro mil hombres, sin contar las mujeres y los niños. 39Entonces, despedida la gente, entró en la barca, y vino a la región de Magdala.”

Introducción:

El significado de la palabra compasión es el sentimiento de tristeza que produce el ver padecer a alguien y que impulsa a aliviar su dolor o sufrimiento, a remediarlo o a evitarlo.

El significado más práctico es: “Amor en acción”

El sentimiento de la compasión es una de las características que debe tener todo cristiano, Dios ha derramado su amor entre sus hijos y quiere que cada cristiano manifieste y demuestre compasión por este mundo perdido.

¿Qué debe de hacer para tener un corazón compasivo?

1.- Recordar la compasión que tuvo el Señor Jesucristo en nuestra vida.

Mateo 15:32 “Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que desmayen en el camino.”

La mayor compasión que el Señor Jesucristo tuvo para usted, fue sufrir esa horrible muerte de cruz, y derramar su sangre para evitar que su alma fuera al infierno.

Efesios 2:8-9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9no por obras, para que nadie se gloríe.”

Tito 3:5 “Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,”

Salmos 103:3-4El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias; 4El que rescata del hoyo tu vida, El que te corona de favores y misericordias;”

2.- Aprender a MIRAR la necesidad de otros.

Mateo 15:32 “Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que desmayen en el camino.”

La necesidad más grande del hombre es que su alma sea salvada de la ira de Dios.

3.- Aprender a RESPONDER ante la necesidad de otros.

Mateo 15:33 “Entonces sus discípulos le dijeron: ¿De dónde tenemos nosotros tantos panes en el desierto, para saciar a una multitud tan grande?”

“Dios produce el querer como el hacer”

Filipenses 2:13 “Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.”

4.- DECIDA ACTUAR ante la necesidad de otros.

Mateo 15:36 “Y tomando los siete panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud.”

Saber necesidades de otros, tener como suplirla y no hacer algo al respecto, le es pecado

Santiago 4:17 “Y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.”

Conclusión:

¿Está teniendo un corazón compasivo ante los demás?

La principal evidencia es que usted esté ganando almas, si no lo hace, hoy…

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code