¿Qué Hacer Para Ser Imitadores De Dios? – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto bíblico:

Efesios 5:1-20 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. 2Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. 3Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; 4ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. 5Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7No seáis, pues, partícipes con ellos. 8Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz 9(porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10comprobando lo que es agradable al Señor. 11Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; 12porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. 13Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo”

Introducción:

El significado de la palabra imitar es: Actuar, comportarse o hacer algo a semejanza de otra persona o animal.

Otro significado similar es: Reproducir [una cosa o persona] de forma exacta o muy semejante determinada cosa o característica.

La palabra imitar viene del griego “mimetest”, que en español se refiere a la palabra mimetizar, que es un sinónimo de la palabra imitar.

De tal manera que todo cristiano tiene el deber de imitar al Señor Jesucristo, la Biblia describe las cualidades del carácter del Señor Jesús y es un mandato de parte de Dios que cada cristiano siempre busque la manera de parecerse a Él.

Por lo tanto, a continuación, se describen algunas características que cada cristiano debe hacer, para lograr mimetizarse con nuestro Gran Dios y Salvador Jesucristo.

1.- Andar en amor.

Efesios 5:2 “Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.”

Romanos 5:5 “Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”

1 Corintios 13:4 “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;”

2.- Andar como hijos de luz.

Efesios 5:8 “Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz”

1 Juan 1:5-7 Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él. 6Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad; 7pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.”

Juan 8:45 “Y a mí, porque digo la verdad, no me creéis.”

Efesios 2:10 “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”

3.- Andar sabiamente.

Efesios 5:15-17 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, 16aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. 17Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.”

Efesios 4:17 “Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente,”

Salmos 119:105 Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.”

3.- Andar llenos del Espíritu Santo.

Efesios 4:18-10 “Teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;”

Para lograr ser llenos del Espíritu Santo de Dios, primero es necesario vaciarse de todo lo que agobia el alma, de todo lo que estorba y que le impide vivir en contentamiento y gozo.

Cuando el cristiano logré ser lleno del Espíritu Santo, podrá parecerse al Señor Jesucristo en su manera de actuar, en su manera de hablar, en su manera de responder ante situaciones de crisis y siempre tendrá un corazón agradecido.

¿Estás siendo imitador del Señor Jesús?

Ponte a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code