Descubriendo que clase de cristiano eres tú- Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Romanos 15:1-6 Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.2Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación.3Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito: Los vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí.4Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.5Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús,6para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.”

Introducción:

La Biblia nos dice que existen dos tipos de cristianos, y estos son muy notorios en las iglesias. Algunos son de gran ayuda para el crecimiento y la edificación de la misma, y algunos otros son aquellos que batallan aún con su naturaleza humana, porque no se han integrado de manera incondicional al cuerpo de Cristo.
Entonces se entiende que un cristiano fuerte es aquel que ha aceptado a Cristo como su Salvador y que ha madurado en su vida cristiana.
Sin embargo, Dios les encarga a ese grupo de cristianos que son considerados fuertes, espiritualmente hablando, que deben de recibir al débil en la fe.
Y esa orden es para que no contiendan, para que no juzguen y para que no menosprecie al débil en la fe, ya que llegará el día en que cada uno tendrá que dar cuenta de sus actos al Gran y Soberano Juez.

Romanos 14:1-13 Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones. 2Porque uno cree que se ha de comer de todo; otro, que es débil, come legumbres. 3El que come, no menosprecie al que no come, y el que no come, no juzgue al que come; porque Dios le ha recibido. 4¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para su propio señor está en pie, o cae; pero estará firme, porque poderoso es el Señor para hacerle estar firme. 5Uno hace diferencia entre día y día; otro juzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamente convencido en su propia mente. 6El que hace caso del día, lo hace para el Señor; y el que no hace caso del día, para el Señor no lo hace. El que come, para el Señor come, porque da gracias a Dios; y el que no come, para el Señor no come, y da gracias a Dios.

¿Quiénes son los cristianos fuertes?

1.- Aquel que soporta las flaquezas de los débiles.

Romanos 4:20 “Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios,”

A) El cristiano fuerte debe de fortalecer su fe, para que su vida sea para gloria de Dios y pueda soportar a los hermanos débiles.

Efesios 6:10 “Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.”

B) El cristiano fuerte, debe fortalecerse en el Señor y en el poder de su fuerza.

1 Tesalonicenses 5:14 “También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos.”

Este tipo de cristianos deben de sostener y ser pacientes con los hermanos débiles. Esto siempre lo logrará, cuando de manera constante lee su Biblia, ora al Señor y se congrega en su iglesia.

2.- Es aquel que No se agradada así mismo.

Si el cristiano no procura agradar a Dios, siempre tratará de agradarse a si mismo.

Romanos 15:3 “Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo; antes bien, como está escrito: Los vituperios de los que te vituperaban, cayeron sobre mí.”

Es una OBLIGACIÓN agradar a Dios.

Hebreos 11:6 “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.”

La fe es indispensable para lograr agradar a Dios y como consecuencia agradará a su prójimo.

El agradar al prójimo de manera sincera, genuina y sin hipocresía, le hará quedar bien con Dios.

Romanos 15:1 “Así que, los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.”

3.-Es aquel que procura edificar a su prójimo.

Romanos 15:2 “Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación.”

Todo lo que el cristiano fuerte haga en la iglesia, debe de ser para edificación.

Efesios 4:12-14 “A fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,”

El cristiano fuerte siempre podrá edificar a los débiles, que con sus acciones, con sus palabras y con su actitud.

Romanos 12:6-10 De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; 7o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; 8el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría. 9El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. 10Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.”

4.- Es aquel que tiene y vive en esperanza.

Romanos 15:4 “Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza.”

El cristiano fuerte, constantemente está pensando que en cualquier momento puede venir nuestro Señor Jesucristo.
Y esa esperanza lo hará actuar como cristiano fuerte.
Piensa en la vida eterna que vivirá en el cielo.

5.- Es aquel que tendrá un mismo sentir según Cristo Jesús.

Romanos 15:5-6 Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús, 6para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.”

La Palabra de Dios en la vida de este tipo de cristiano, el lo pone armonía en su corazón, es el Señor. El Señor Jesucristo morando en su corazón, le permite vivir en armonía, tener un mismo sentir, le evita no juzgar y no menospreciar a los cristianos débiles. También le evita ser piedra de tropiezo.
Ese mismo sentir hace que es participe en la edificación del reino del Señor Jesucristo.
La manera de glorificar a Dios, es cuando los cristianos tienen un mismo sentir, y están unánimes en la fe.

Hechos 1:14 “Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos.”

¿Quiénes son los Cristianos débiles?

A) Son los bebés en Cristo.

1 Corintios 3:1-3 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, 3porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?”

Son aquellos que tienen poco de haber recibido al Señor Jesucristo como Salvador, aún no leen la Biblia por lo tanto no hay crecimiento notorio en sus vidas.
Ellos aún están batallando con las debilidades del mundo y debemos ser pacientes con ellos, sin contenderlos, juzgarlos o menospreciarlos.
Su proceso de santificación de los débiles empezó y los fuertes deben de entender, que el avance de dicho proceso, es diferente para todos.

B) Son los cristianos carnales.

1 Corintios 3:2 “Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía,”

Son aquellos que ya tienen tiempo de haber sido salvos, pero como no leen su Biblia, no oran y no se congregan en su iglesia de manera constante; no toman desviaciones adecuadas para que haya un cambio en su vida. todavía.
Y en las ocasiones que se llegan a congregar, solo se andan fijando en los demás, critican y murmuran siempre.
Y si les llaman la atención buscan culpables, y murmuran con otros que andan igual que ellos.

C.- Son aquellos que son llevados por todo viento de doctrina.

Solamente andan brincando de una iglesia a otra, no les importa la sana doctrina, ellos sólo quieren que les endulcen el oído, y que la iglesia se ajuste a su mundanalidad.

Efesios 4:14 “Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error.”

La Palabra de Dios ha descrito de manera puntual, los dos tipos de cristianos que existen en las iglesias. Dios conoce el corazón de cada cristiano, y Él quiere que el cristiano reconozca su debilidad para que entonces pida ayuda divina, y sea Dios quien le redarguya y le fortalezca para ser un cristiano fuerte.

¿Eres cristiano fuerte o cristiano débil?

Ponte a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code