Echa Sobre Jehová Tus Cargas

Texto Bíblico:

Salmos 55:1-23 Escucha, oh Dios, mi oración, Y no te escondas de mi súplica. 2Está atento, y respóndeme; Clamo en mi oración, y me conmuevo, 3A causa de la voz del enemigo, Por la opresión del impío; Porque sobre mí echaron iniquidad, Y con furor me persiguen. 4Mi corazón está dolorido dentro de mí, Y terrores de muerte sobre mí han caído. 5Temor y temblor vinieron sobre mí, Y terror me ha cubierto. 6Y dije: !Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría. 7Ciertamente huiría lejos; Moraría en el desierto. Selah 8Me apresuraría a escapar Del viento borrascoso, de la tempestad… 22Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo. 23Mas tú, oh Dios, harás descender aquéllos al pozo de perdición. Los hombres sanguinarios y engañadores no llegarán a la mitad de sus días; Pero yo en ti confiaré.”

Introducción:

Todos los hombres tenemos cargas. Gálatas 6:5 “Porque cada uno llevará su propia carga.”

¿Qué es lo que te hace sentir cargado?
A) El pecado te aleja de Dios y te hace perder tu gozo.

Salmos 38:4 Porque mis iniquidades se han agravado sobre mi cabeza; Como carga pesada se han agravado sobre mí.”

B) Los miedos (muerte, soledad, enfermedad, economía) te hacen sentir cargado.

Mateo 11:28 “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.”

Juan 14:27 “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.”

¿Qué producen esas cargas en la vida del hombre?

A.- Hacen que se conmueva el corazón.

B.- Pensamos que Dios no nos escucha.

C.- Conmueven nuestro corazón.

Salmos 55:2 “Está atento, y respóndeme; Clamo en mi oración, y me conmuevo.”

D.- Producen dolor en el corazón

Salmos 55:4 Mi corazón está dolorido dentro de mí, Y terrores de muerte sobre mí han caído.”

E.- Producen temor.

Salmos 55:5 “Temor y temblor vinieron sobre mí, Y terror me ha cubierto.”

Tres cosas que podemos hacer con nuestras cargas

1) Tratar de huir de nuestros problemas

Salmos 55:6-8 Y dije: !Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría. 7Ciertamente huiría lejos; Moraría en el desierto. Selah 8Me apresuraría a escapar Del viento borrascoso, de la tempestad.”

2) Sentarnos y llorar

Salmos 55:9-14 Destrúyelos, oh Señor; confunde la lengua de ellos; Porque he visto violencia y rencilla en la ciudad. 10Día y noche la rodean sobre sus muros, E iniquidad y trabajo hay en medio de ella. 11Maldad hay en medio de ella, Y el fraude y el engaño no se apartan de sus plazas. 12Porque no me afrentó un enemigo, Lo cual habría soportado; Ni se alzó contra mí el que me aborrecía, Porque me hubiera ocultado de él; 13Sino tú, hombre, al parecer íntimo mío, Mi guía, y mi familiar; 14Que juntos comunicábamos dulcemente los secretos, Y andábamos en amistad en la casa de Dios.”

Lamentaciones depresión, ó fiesta de lastima.

3) Poner en el Señor su carga

Salmos 55:22 “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.”

a) Clamar a Jehová con la seguridad de que Dios oirá.

Salmos 55:16-17 En cuanto a mí, a Dios clamaré; Y Jehová me salvará. 17Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, Y él oirá mi voz.”

Mateo 11:28-30 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.”

1 Pedro 5:6-7 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; 7echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.”

b) La humildad es la herramienta principal para que reconozca que solo Dios puede

Salmos 5:22b “No dejará para siempre caído al justo.”

Salmos 37:24 “Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, Porque Jehová sostiene su mano.”

Salmos 145:14Sostiene Jehová a todos los que caen, Y levanta a todos los oprimidos.”

Isaías 41:13 “Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo.”

Las cargas te tienen en la lona, las cargas roban tu positivismo, las cargas roban tu que te gozo, que las cargas esconden tu esperanza y las cargas te hacen creer derrotado, sin embargo, Dios tiene la mano extendida y está esperando que le entregues esa carga.

Solo necesita ser humilde y aceptar el brazo extendido de Dios que está presto para levantarle.

¡Acuda a Cristo!

Etiquetado: / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code