Haz la elección correcta – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Eclesiastés 11:9 “Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios.” 12:7 “y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.”

Introducción:

Dios creó al hombre y le dio espíritu, alma y cuerpo.

El alma es el asiento de la inteligencia, emociones y voluntad, de tal manera que, a lo largo de su vida, el hombre usando esa voluntad, tomará decisiones, las cuales vendrán acompañadas de las consecuencias, y estas pueden ser negativas o positivas, según la decisión tomada y la capacidad de decidir se le conoce como el “libre albedrío”.

La Biblia narra cómo Adán y Eva usaron ese libre albedrío en el huerto de Edén, y muchas más historias de grandes personajes revelan sus decisiones y las consecuencias que tuvieron que sufrir.

Así que en ejemplos tan simples podemos ver que usted decide la ropa que quiere usar, el horario para bañarse, el tiempo para leer, así como también decide con quien se quiere casar, etc. Por lo tanto, la libre voluntad es requerida para dos cosas:

*Para decidir cómo quiere vivir su vida.

* Para la salvación de su alma.

En esta última, se requiere que elección sea rápida, porque el hombre no sabe el día que morirá.

Todo cristiano debe considerar hacer elecciones correctas y la Biblia nos manda a que se tomen en la juventud y estas serán para servir a su Creador.

¿Qué podemos elegir?

   a) Que su corazón tome placer.

   b) En la vista de sus ojos.

Los incisos anteriores resumen que sus elecciones pueden ser para agradar a su carne, y a lo que le cause placer.

Gálatas 5:19-22 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, 20idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, 21envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. 22Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,”

Sin embargo, todo cristiano debe estar consciente que este tipo de elección traerá terribles consecuencias en el futuro.

Es importante que el cristiano recuerde que cuando recibió al Señor Jesucristo como su Salvador, su vida pasada quedó muerta y ahora debería vivir de manera diferente.

1 Corintios 6:9-11 ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, 10ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, heredarán el reino de Dios. 11Y esto erais algunos; mas ya habéis sido lavados, ya habéis sido santificados, ya habéis sido justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios.”

Es imperante que el cristiano sepa y crea que todas sus elecciones deben de ser para agradarle a Dios, ya que, si no lo hace, Dios se encargará de ejercer la disciplina como Padre que castiga al hijo.

Eclesiastés 11:9 “Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios.”

Santiago 1:12-15 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. 13Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; 14sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. 15Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.”

Dios siempre estará ayudando al cristiano a vencer la tentación, pero es menester de todo cristiano, DECIDIR soportarla.

Dios siempre premiará la obediencia, y dará recompensa a todo aquel que guarde sus mandamientos y Él quiere en este momento, que el cristiano decida hacer una buena elección y que lo haga cuando aún tiene todas las fuerzas y todo el vigor para servirle.

Santiago 1:13 “Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie;”

Por eso tiene que pensar muy bien antes de elegir.

¿Cuál es la decisión correcta?

1.- Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud.

Eclesiastés 12:1 “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento;”

Lamentablemente muchos cristianos viven un ateísmo práctico.

La experiencia de su vida es de ateos, viven sin Dios, no se acuerdan de Él y no está en sus pensamientos, a menos que esté en problemas y que sus amigos o conocidos o familiares, no puedan hacer nada por él. Entonces es cuando se acuerda de su Creador.

Van a la iglesia sólo para que no les digan nada, y se muestran como si solo le hicieran un favor a Dios.

2.- Tema a Dios y guarda sus mandamientos, que porque eso es el todo del hombre.

Eclesiastés 12:13 “El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.”

El temor a Dios se refiere a una forma específica, cercana a las ideas de respeto, admiración y sumisión hacia Dios y su voluntad.

Mateo 22:36 “Maestro, ¿Cuál es el gran mandamiento en la ley?”

El temor de Dios es por excelencia la lucha contra el pecado y el santo temor de Dios nos llevará con facilidad a la contrición y al arrepentimiento.

 “El amor y temor de Dios. Son dos castillos fuertes, desde donde se da guerra al mundo y a los demonios”.

Eclesiastés 12:14 “Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.”

Usted tiene toda la capacidad para decidir qué quiere hacer con su eternidad.

Hebreos 9:27 “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,”

Si no ha recibido al Señor Jesucristo, decida hoy, porque de lo contrario hay un infierno que lo espera; Y si ya es salvo, reconozca como está su vida delante de Dios.

Para Reflexionar:

¿Le está trayendo honra o deshonra a su nombre?

Use esa voluntad que Dios le ha dado para decidir hacer la voluntad de Dios y para vivir una vida santificada.

De lo contrario, usted tendrá que pagar las consecuencias por sus malas decisiones y por favor, no vaya a decir que Dios es injusto.

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code