Oportunidad De Servir En La Obra Del Señor – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Mateo 25:22-30 Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos. 23Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. 24Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; 25por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo. 26Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. 27Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. 28Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. 29Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. 30Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.”

Introducción:

El mensaje de la parábola de los talentos viene siendo: Dios ofrece talentos a sus siervos esperando que los mismos desarrollen y usen estos talentos de manera fructífera. Los talentos permiten ayudar a los demás y obtener un beneficio propio, por tanto, el cristiano debe de tomar la responsabilidad de servir en su obra con los talentos que Él le ha dado.

Así que los talentos que otorga son con base a la capacidad que cada cristiano tiene.

Parábola de las minas.

Lucas 19:11-26

1.- Cada cristiano tiene la oportunidad de servir.

Romanos 12:6-11 De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; 7o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; 8el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría. 9El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno. 10Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros. 11En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor”

1 Corintios 12,13

2.- La oportunidad de servir, está basada en las habilidades que se han recibido.

Por lo tanto, usa esas habilidades en la Obra del Señor.

Los dones son provistos por el Espíritu Santo de Dios, y los da como Él quiere.

Pero los talentos son en base a la capacidad de cada uno.

3.- Lo que tú sirves con lo que tienes, es más importante que tus deseos de tener más.

Dios no te dará más talentos, si con lo que tienes no haces nada.

4.- Eres responsable de lo que has recibido, y algún día vas a dar cuenta de lo que hiciste con lo que se te dio.

Hechos 9:18-20 Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado. 19Y habiendo tomado alimento, recobró fuerzas. Y estuvo Saulo por algunos días con los discípulos que estaban en Damasco. 20En seguida predicaba a Cristo en las sinagogas, diciendo que éste era el Hijo de Dios.”

5.- Algún día serás recompensado por servir en la obra del Señor.

Dios no paga mal

Una de las consecuencias que tendrá el cristiano por no usar sus talentos en la obra del Señor, es que Dios lo llamará siervo malo y negligente.

Mateo 25:26-28 Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí. 27Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses. 28Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos.”

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code