Ser llenos del Espíritu Santo

Texto Bíblico:

Efesios 5:17-30 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor. 18No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu, 19hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; 20dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. 21Someteos unos a otros en el temor de Dios. 22Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; 23porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. 24Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. 25Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 26para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 27a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. 28Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. 29Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, 30porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.”

Introducción:

La llenura del Espíritu Santo es poder obtener el poder de Dios en nuestra vida, y este privilegio no sólo es para los predicadores o líderes religiosos, sino para todo cristiano que anhela agradar a Dios haciendo su voluntad.

De tal manera que el cristiano decide si quiere vivir en santidad y es entonces cuando pide ayuda de lo alto, para que en cada decisión que tome, esté dispuesto a dejarse guiar por el Espíritu Santo de Dios.

A mayor llenura, mayor obediencia, y a mayor obediencia, mayor llenura. Todo esto traerá un cambio muy notorio en la vida diaria, mejorará la forma en la que actúa, en cómo habla, en la que piensa y en la que reacciona ante los demás.

¿Cómo ser lleno del Espíritu Santo de Dios?

Cada cristiano debe ser agradecido con todo lo que sus ojos ven, con todo lo que tiene y aun con lo que no tiene.

Debe someterse a los demás en el temor de Dios. Especialmente en el hogar, como: Esposas, Maridos, Hijos y Siervos

Así que si quiere la llenura del Espíritu Santo…

1.- Debe de desearlo.

1 Corintios 6:19-20¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? 20Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.”

Efesios 4:30 “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.”

Romanos 8:9 “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.”

El deseo siempre saldrá de un corazón salvo, de un cuerpo redimido el cual alberga a El Espíritu Santo de Dios., sin embargo, podemos contristar al Espíritu Santo de Dios, al hacer cosas que a nuestra carne le agrada.

Debemos desear que el Espíritu Santo ocupe el trono de su corazón

2.- Es necesario ser vaciados de todo pecado.

Debe decidir alejarse del pecado que día a día está a la espera de que le de la bienvenida en su corazón.

“La virtud más honrosa que el hombre puede tener, es que Dios use su vida” .

Decida vivir una vida alejada del pecado.

3.- Debe pedir ser lleno del Espíritu Santo de Dios.

Lucas 11:13 “Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”

Una de las mayores necesidades que el hombre puede tener, no es tener seguridad económica, o disfrutar de placeres, aun ni la propia salud, sino ser llenos del Espíritu Santo de Dios, y como es una necesidad imperiosa, debe de pedir, pedir y pedir hasta que Dios conteste su oración.

Es entonces que el poder de Dios reposará en la vida del hombre, y por ese poder el hombre empezará a mostrar cambios y como consecuencia, estará listo para ser usado por Dios.

Para reflexionar:

¿Has deseado ser lleno del Espíritu Santo? ¿Has decidido alejarte del pecado? ¿Has pedido ser lleno del Espíritu Santo de Dios?

Tus acciones pueden mostrar y comprobar que tienes la llenura del Espíritu Santo, o solo te has encargado de contristarlo

Ponte a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code