Cuatro Factores Que Se Necesitan Para Que Una Persona Sea Salva – Pastor Arturo Muñoz Guzmán

Texto Bíblico:

Juan 16:7-15 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. 8Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. 9De pecado, por cuanto no creen en mí; 10de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; 11y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado. 12Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. 13Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. 14El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. 15Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.”

Introducción:

El plan de la salvación es la forma correcta en donde el hombre puede ser salvado del infierno a través del sacrificio del Señor Jesucristo, está receta por decirlo así, debe de tener cuatro factores que son necesarios para que el hombre pueda obtener la salvación.

1.- UN PECADOR

Romanos 3:12 Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles;
No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.”

Salmos 53:1 Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, e hicieron abominable maldad; No hay quien haga bien.” 

No existe en el mundo, un hombre que respire y que no peque, ninguna investidura o posición religiosa exime al hombre de ser pecador.

2.- LA PALABRA DE DIOS (BIBLIA)

2 Timoteo 3:16 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”

Hebreos 4:12 “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”

Hebreos 11:3 “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”

La Palabra de Dios es lo que se necesita para enseñar al hombre, la manifestación de su amor y lo implacable de su juicio eterno ante toda incredulidad, no hable de su testimonio, no hable del gran conocimiento de su pastor, todo eso no salva. ¡Háblele del bendito testimonio que Señor Jesucristo hizo en la cruz! Ese testimonio si es para vida eterna.

Y de todo lo demás… “Cállese la boca”

3.- EL ESPÍRITU SANTO.

Juan 16:7-8 Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. 8Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.”

La responsabilidad de que una persona sea salva es exclusiva del Espíritu Santo, ya que Él convencerá al hombre de que es pecador, (Pecado) de que merece un castigo en el infierno (Juicio) y que solo el Señor Jesucristo le puede librar de ese lugar (Justicia). Así que, si la persona acepta a Jesús como su Salvador, no se pare el cuello pensando que su palabrería e intelectualidad lo hizo.

Siéntase humillado al saber que Dios le uso y que fue Él quien habló al corazón de esa persona.

4.- EL PORTADOR DEL MENSAJE.

El ganador de almas

Romanos 10:14-15 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: !!Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!”

Mateo 4:19 “Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.”

Lucas 10:2 “Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.”

Salmos 126:5-6 Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. 6Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; Mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.”

El llevar el mensaje de salvación a todos los hombres, es una responsabilidad que todo cristiano debe asumir, además, es un mandato que debemos hacer para mostrar obediencia al Señor.

1 Corintios 9:16 “Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y !!ay de mí si no anunciare el evangelio!”

“El fruto de un cristiano, es otro cristiano”

Este cuarto factor que recae en el portador del mensaje, el cristiano, este muestra una total indolencia para cumplir la gran comisión, el cristiano está distraído con el pecado, y muchas veces prefiere quedar bien con el hombre y callarse el mensaje del bendito Evangelio.

Hechos 18:9 “Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles”

Para reflexionar:

¿Cómo puedes decir que amas a tu prójimo, si la primera muestra de amor te la estás callando? ¿Cómo dices que amas a tu familia, a tus amigos, a tus vecinos etc., si no te importa que vayan al infierno? ¿Cuándo dejará el cristiano esa apatía, ese temor que el diablo le ha inyectado y que lo tiene paralizado para no obedecer a Dios de llevar el Evangelio a toda criatura?

Póngase a cuentas con Dios.

Etiquetado: / / / / / / /

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code